• Regístrate
Estás leyendo: Las veces que Trump rompió el protocolo frente a la reina
Comparte esta noticia
Miércoles , 21.11.2018 / 03:00 Hoy

Las veces que Trump rompió el protocolo frente a la reina

No sólo la hizo esperar, sino que caminó por delante de ella y ofendió a los británicos al ocupar el lugar de uno de sus políticos más respetados.
Publicidad
Publicidad

Las redes sociales aún no se recuperan de las imágenes que muestran lo poco que le importó seguir el protocolo a Donald Trump durante su visita al Reino Unido y durante la cual tuvo la oportunidad de reunirse con la reina Isabel II

El video de él obstruyendo el paso de la monarca británica se ha convertido en uno de los memes preferidos protagonizados por Trump, pero esa no fue la única regla del protocolo que el presidente estadunidense rompió. 

No hizo una reverencia

Aunque la reverencia es obligatoria únicamente para los ciudadanos británicos o de los países miembros de la Commonwealth, se espera que cualquiera que se encuentre con la reina la haga.

En el caso de los hombres, tienen que inclinar ligeramente el cuello mientras que las mujeres deben poner su pie derecho enfrente y doblar un poco las rodillas, según la página de la familia real. 

Cuando los Trump se encontraron con la reina, ambos se limitaron a un apretón de manos, mismo que inició la reina como está establecido. 

La hizo esperar antes del té

Es bien sabida la puntualidad británica y aunque tampoco está establecido que ningún miembro de la realeza debe esperar la llegada de alguien más. Antes de que Trump llegara al Castillo de Windsor  la reina esperó a las afueras del recinto, e incluso en ocasiones, veía su reloj. 

Varios medios reportaron que el auto de Donald Trump llegó puntualmente a las cinco de la tarde, la hora acordada, por lo que se desconoce si la reina se adelantó el encuentro o simplemente se le hizo elegantemente temprano.

No caminó a su lado

Antes de la llegada de Trump al Reino Unido, Grant Harrold, un ex mayordomo de la casa real y experto en etiqueta y protocolo, explicó que la reina siempre debe liderar el caminar de alguien pues ella es la anfitriona y quien conoce el camino, por lo que advertía al presidente estadunidense cuidar este punto. 

Por supuesto, Donald Trump ignoró el consejo y al momento de pasar frente a la Guardia Real, el mandatario estadunidense caminó por delante de la reina. 

Con su reciente visita, Donald Trump se convirtió en el undécimo presidente de EU que conoce a la reina Isabel II. (Foto: @RoyalFamily)

Bloqueó su camino  

El paso frente a la Guardia Real fue uno de los momentos más incómodos de la visita de Trump. Fue aquí cuando, entre la confusión de quién debía ir primero o qué hacer, Trump bloqueó el paso de la reina y la perdió de vista. 

La reina, experta en protocolo, supo cómo arreglarlo y le señaló a Trump el camino que debía seguir. 

Se sentó en la silla de Churchill 

Es bien sabido que Donald Trump es un gran seguidor del histórico Primer Ministro, por lo que no dudó en compartir una foto en la silla de Churchill, misma que tomó durante su visita a Theresa May.
La imagen ocasionó revuelvo pues muchos consideraron que se trató de una falta de respeto a una de las figuras políticas con más historia en el Reino Unido.


mrf


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.