• Regístrate
Estás leyendo: Las noches se hacen 2.2% menos oscuras cada año
Comparte esta noticia

Las noches se hacen 2.2% menos oscuras cada año

La popularización de las luces LED, entre otros factores, han provocado un rápido aumento de las superficies iluminadas artificialmente en todo el mundo.

Publicidad
Publicidad

La superficie iluminada artificialmente de la Tierra sigue creciendo, tanto en tamaño como en brillo, en la mayoría de los países, según un análisis global de alta resolución y a largo plazo.

Así, las superficies iluminadas artificialmente en la Tierra aumentan más de un 2.2% al año y, entre 2012 y 2016, la iluminación artificial nocturna ha aumentado un 9.1%, a pesar del uso de sistemas de iluminación más eficiente.

TE RECOMENDAMOS: Hombre se lanzará en cohete para demostrar que la Tierra es plana.

Notablemente, el crecimiento de luz por la noche desde 2012 hasta 2016 casi iguala el aumento global del producto interno bruto (PIB), sugiriendo que el acceso a la iluminación de estado sólido no disminuye el consumo de energía global para luz exterior, como era el objetivo.

La luz artificial es un contaminante ambiental que amenaza a los animales nocturnos y afecta a las plantas y microorganismos.

Para analizar si el uso de la luz exterior continúa creciendo exponencialmente, Christopher Kyba y sus colegas estudiaron los datos recopilados por el Radiómetro de Imágenes por Infrarrojos Visibles (VIIRS, por sus siglas en inglés), un sensor satelital con una resolución espacial de 750 metros.

El constante aumento de la iluminación nocturna ha ocasionado que la mitad de Europa y un cuarto de Norteamérica sufran una 'pérdida de la noche'. generalizada, con la consiguiente modificación de los ciclos de día y noche.

TE RECOMENDAMOS: Hay un nuevo 'malware' en Android que roba tu dinero.

Los resultados —publicados en Science Advances— demostraron que las áreas exteriores artificialmente iluminadas de la Tierra crecieron un 2.2 por ciento por año.

Este aumento de 2.2% anual tanto en extensión como en intensidad, tiene lugar en un momento de transición a sistemas de iluminación LED, más capaces de reducir la emisión al espacio y su intensidad a demanda.

"Los LED aún no están ayudando a reducir de manera global la contaminación lumínica y puede que estén ayudando a incrementarla", indica el investigador Alejandro Sánchez de Miguel, del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC), y que participa en la investigación.


FM

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.