• Regístrate
Estás leyendo: Las matemáticas detrás de una buena taza de café
Comparte esta noticia
Jueves , 21.06.2018 / 07:13 Hoy

Las matemáticas detrás de una buena taza de café

Un grupo de matemáticos determinó a través de cálculos y algoritmos que el tamaño del molido y del grano influye en el sabor del café hecho con cafetera de goteado y filtro. 

Publicidad
Publicidad

Milenio Digital

Preparar una buena taza de café no sólo involucra un buen molido, la cafetera adecuada y el grano perfecto, sino también un poco de matemáticas. Un grupo de científicos publicó un estudio en el Diario de Matemáticas Aplicadas SIAM en el que establecen cómo a través de cálculos complejos y algoritmos se puede obtener una taza de café perfecta.

TE RECOMENDAMOS: Seis diferentes formas de preparar una taza de café

Su trabajo se enfocó en el funcionamiento de las cafeteras de filtro que utilizan el goteo para infusionar el café.

“Nuestra idea es tener un modelo matemático del proceso de infusión del café que pueda usarse para diseñar cafeteras, algo así utilizar la teoría de los fluídos con la mecánica de los sólidos para diseñar coches de carrera”, dijo el doctor William Lee a la BBC, uno de los científicos involucrados.

Los científicos analizaron cómo el tamaño del molido afecta el sabor del café que se prepara en cafeteras de filtro y encontraron que el sabor puede extraerse con dos procesos diferentes. Uno que obtiene el sabor del café que se encuentra en la superficie de los granos y otro que captura la intensidad del café que está al interior de los mismos.

“Ahora, en vez de hacer el molido más grueso, puedo determinar cuánto del sabor del café está saliendo de los granos y cuál es el tamaño exacto que se utilizó. Y aunque esto ya lo sabíamos, ahora hay una ecuación y un algoritmo que nos permite saber exactamente el tamaño para tener un buen café.

De acuerdo con el doctor Lee, mientras el molido sea más grande el sabor del café será menos ácido, justo porque se balancea el sabor que viene de la superficie y el interior del grano. Además, con un molido mucho más grueso, el agua fluye mejor y tiene menos tiempo de contacto con el café, lo que hace que se reduzca la extracción de sabor.

“Cuando el molido es muy fino, es difícil que el agua fluya a través, por lo que pasa mucho más tiempo en el café y le da un sabor mucho más intenso”, dijo el doctor Lee.

TE RECOMENDAMOS: ¿Tu taza diaria de café está en peligro de extinción?

Con estos modelos, los científicos esperan mejorar las cafeteras para ciertos tipos de molido, para que se pueda ajustar la cantidad de agua que fluya o se pueda jugar con el tamaño del molido para tener la extracción que deseas.

Pero este no fue el final del estudio. Los profesores de la Universidad de Limerick en Irlanda y la Universidad de Portsmouth de Inglaterra investigan ahora la forma que toma la base del café una vez que empezó el goteo en la cafetera y la cual también puede afectar el sabor de la bebida.


MRF

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.