• Regístrate
Estás leyendo: La fotografía un bien lejano para el periodismo regional
Comparte esta noticia
Lunes , 16.07.2018 / 23:40 Hoy

La fotografía un bien lejano para el periodismo regional

La Laguna aún no tenía cámaras adecuadas para las noticias, aunque se publicaban en La Opinión imágenes de otros lares. Seguía el horror de la Guerra Mundial, con los ataques alemanes sin piedad.

Publicidad
Publicidad

Cecilia Rojas

Seguía La Laguna carente de cámaras fotográficas, al menos para noticias, porque todavía era cosa de posar frente a una y estar tiesos buen rato, para no salir movidos. Pero se publicaban fotos de otros lugares en La Opinión.

De repente las prensas sacaban medio manchadas algunas ediciones y se aprecia de forma débil la imagen.

Al 4 de junio, que por cierto no se habló de la independencia yanqui, salió una imagen sobre la "kultura" germana.

Es una foto de la Catedral de Reims en Francia, que sucumbió en pedazos ante el cañoneo teutón.

Eran muy criticados los alemanes por que aparentemente, les valía cacahuate cada tesoro que destruían. Lástima que todavía no nacía la Tesorito, ¿o ya?.

Y hasta eso, el Káiser Guillermo II, se daba de vez en cuando sus vueltas al campo de batalla.

Era lo menos que podía hacer. Aunque no levantaba mucho que digamos las morales de sus soldados.[OBJECT]

Mientras acá en La Laguna, la tragedia enlutaba a la gente. Siempre los borrachos haciendo de las suyas.

En la cantina La Montaña (por que si la montaña no va a Mahoma), Rito Llamas, que no sabía nada de armas de fuego, andaba viendo una y mientras tanto, Guillermo Mata le daba un trago al tanguarniz.

A Rito se le salió un tiro y le atinó al pobre del señor Mata en el costado derecho. No murió el lesionado, pero a Rito si lo detuvieron por imprudente.

El molino de harinas "La Alianza" compraba buenos espacios publicitarios y ofrecía un trabajo superior al de otros molinos. También maquilaban trigo.

San Pedro era un lugar de mucha bonanza y hasta tenían un hotel fino, el "Gran Hotel", en De la Fuente y Guerrero, en el centro.

Ofrecía habitaciones nuevas y acondicionadas especialmente, restaurante con cocinero experto y cantina con vinos nacionales y extranjeros.

Aparentemente la gonorrea era una enfermedad que traía en friega a varios en esta región. Era popular el anuncio de la "Gonosina", aunque suene a golosina, era para curar ese mal genital denominado blenorragia. También servía para la gota militar y etcétera. Costaba 2 pesos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.