• Regístrate
Estás leyendo: La campiña europea en Tlaxcala
Comparte esta noticia
Martes , 11.12.2018 / 23:20 Hoy

La campiña europea en Tlaxcala

Un naciente pueblo revive el estilo de la Toscana italiana y lo funde con la magia de las tradiciones mexicanas.

Publicidad
Publicidad

El estado de Tlaxcala alberga un encantador y nuevo pueblito que emula a la campiña italiana. Su nombre es Val’Quirico y fue construido hace tres años en parte de los vestigios de la Exhacienda Santa Águeda, cuyo origen se remonta al Porfiriato, y se dedicaba a la cría del ganado lechero y la agricultura.

La idea de crear un lugar así se le ocurrió a uno de los accionistas del complejo mientras viajaba por la campiña italiana. Quería reproducir en México un rincón medieval en donde todas las personas se conocieran y tuvieran un estilo de vida tranquilo y armónico.

El sitio ideal era el gran terreno de Santa Águeda, que se ubica en el municipio de Nativitas y llegó a ser la más grande pasteurizadora de América Latina, en 1900.

El proyecto fue bautizado como Val’Quirico, que significa Valle de Quirico, y fue elegido en honor a un pueblo italiano de la Toscana que venera al San Quirico. Así, dio inicio la construcción de este desarrollo inmobiliario, edificado bajo un estilo toscano con materiales como madera, piedra, adobe y tabique, que armonizan con el entorno natural.

El estilo arquitectónico de este pueblo se une con el encanto de los pueblos tradicionales mexicanos para conformar un interesante espacio que prima la calidad de vida y la comunidad. La idea es combinar lo mejor de dos mundos: la tranquilidad de un pueblo pequeño y las comodidades de las urbes. El complejo, además, queda cerca de las ciudades de Tlaxcala y Puebla.


¿Qué puedes hacer?

Val’Quirico está compuesto por cinco barrios: Centro, Bosques, Laurel, Fresno y las Mercedes, pero tiene potencial para más crecimiento.

Las principales actividades recreativas y económicas se concentran en el barrio del Centro, cuyo corazón está constituido por un pintoresco zócalo rodeado de restaurantes, tiendas y bares, y en donde cada fin de semana los visitantes pueden disfrutar de recitales de guitarra española, exhibiciones de bailes u otros eventos musicales.

En sus alrededores también hay un espacio de juegos para niños; tiendas; galerías de arte y diseño; cafeterías, panaderías y restaurantes para todos los gustos con propuestas de cocina mexicana, tlaxcalteca, francesa, española, italiana, sudafricana, mariscos y cortes de carne.


Si la idea es hacer una visita rápida, hay opciones para platillos sencillos y rápidos como La mostaza, Chelas Garden y Crichus Bar.


¿Dónde hospedarse?

Para hospedarse en Val’Quirico, por ahora, solo en el hotel boutique Canaria, que cuenta con cuatro habitaciones, un spa y ofrece cenas privadas.

Si decides hospedarte en otro lugar, el centro de Tlaxcala se ubica a 20 minutos y hay varias opciones para todos los presupuestos, mientras que Puebla está a 45 minutos y Cholula a 20.

Para conocer Val’Quirico y pasear por sus callejones empedrados y sus plazuelas, lo ideal es rentar una bicicleta en La Birota, que ofrece este servicio los fines de semana.



¿Qué hacer en los alrededores?

Si quieres completar tu viaje y aprovecharlo al máximo, la sugerencia es hacer un tour que te permita conocer algunos de los lugares más emblemáticos de Tlaxcala, sus tradiciones y su gastronomía.

La agencia México Viejo, por ejemplo, ofrece un tour que incluye visitas a exhaciendas para aprender de los maestros tlachiqueros (que son los que extraen el aguamiel del maguey para después fermentarlo), la historia, el cultivo y los beneficios del maguey, así como la producción pulquera de la región.

Además, se visitan talleres de platería tradicional, un taller en el que se preparan quesos artesanales, y edificaciones históricas como la iglesia de San Agustín Tlaxco, que cuenta con retablos barrocos y una fachada de cantera.

Durante el recorrido se conoce la elaboración de agua de pétalos de rosa y se prueban especialidades de la gastronomía tlaxcalteca como tlacoyos, sopa de alverjón, mixiote de carnero y mole con pollo.[OBJECT]

También puedes realizar el recorrido que incluye la visita al pueblo mágico de Huamantla y a tres haciendas que han conservado su increíble arquitectura y elementos originales, como su tienda de raya o sus cocheras.

En Huamantla, solamente dos veces al año se pueden apreciar los tapetes de aserrín de colores y diamantina que sus habitantes ponen en las calles como parte de unas festividades religiosas: el 14 de agosto en honor a la Virgen de la Caridad, en un evento conocido como “La noche que nadie duerme”, y el 31 de diciembre en honor al cristo negro del convento franciscano.

En noviembre, hay recorridos para conocer la tradicional elaboración de los tlaxcales, unos panes dulces de origen prehispánico elaborados a base de una masa de maíz y azúcar. Sólo se elaboran durante este mes debido a que es la época del año cuando el maíz está aún en una madurez intermedia.


¿Cómo llegar?

La dirección es Carretera Xoxtla Santa Isabel Tetlatlahuca Km 2 No. 101, Nativitas, Tlaxcala. Debes seguir la carretera Puebla-México, hasta la salida a Xoxtla. Sobre esa vía, sigue 1.5 kilómetros y encontrarás la entrada a Val’Quirico a la izquierda.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.