• Regístrate
Estás leyendo: La Boca: Caminito, historia, arte y futbol
Comparte esta noticia
Viernes , 14.12.2018 / 21:39 Hoy

La Boca: Caminito, historia, arte y futbol

Detrás de su imagen artificial de atracción turística, este barrio tradicional de Buenos Aires guarda grandes historias.

Publicidad
Publicidad

Al sureste de Buenos Aires se localiza La Boca, el barrio más tradicional y, a la vez, más turístico de Buenos Aires. Al caminar por sus coloridas calles se respira, básicamente, arte y futbol, los cuales tienen su respectiva “catedral” en dos de los puntos más importantes de toda Argentina: Caminito y La Bombonera.


El origen del barrio

La Boca debe su nombre a que se localiza en la zona de la boca del río El Riachuelo, el cual desemboca en el emblemático Río de la Plata. Es una especie de entrada natural hacia tierra, por lo que, en 1536, Pedro de Mendoza fundó ahí la ciudad de Santa María de los Buenos Aires.

Sin embargo, por sus características geográficas, no muy aptas para recibir embarcaciones, el puerto se fue a otro lado, mientras que a finales del siglo XIX empezaron a instalarse ahí cientos de inmigrantes italianos de origen genovés que le dieron vida al barrio, el cual se convirtió rápidamente en una zona de habitantes ruidosos, pero divertidos y trabajadores, que solían ser solidarios y hasta medio independentistas.

Después llegaron otros inmigrantes, como griegos, españoles y hasta alemanes, además de marineros provenientes de otras tierras que visitaban el lugar. Todo esto generó un ambiente cosmopolita, ideal para la creación artística, por lo que de ahí empezaron a surgir escritores, músicos y artistas plásticos que alcanzaron fama mundial.


La mayoría de sus habitantes vivía en “conventillos”, que eran una especie de vecindades en donde cada familia se acomodaba como podía y cuyas fachadas eran pintadas con los sobrantes de la pintura que se usaba para los barcos. Como no alcanzaba para pintar toda una pared, optaban por pintar pedazos de colores diferentes, dándole así al barrio un colorido característico que mantiene hasta ahora.


Caminito, un lugar lleno de arte

Uno de los artistas más importantes nacidos en La Boca fue el pintor Benito Quinquela Martín, quien se inició de manera empírica en el arte gracias a que pintaba todo lo que sucedía a su alrededor, por lo que también hizo famoso a este barrio –y en especial a su puerto– a través de su obra.

[OBJECT]A finales de los años 20, el ferrocarril dejó de pasar por La Boca, dejando un pequeño callejón abandonado, pero en los 50, Quinquela Martín y un grupo de vecinos recuperaron ese terreno para convertirlo en un paseo peatonal dedicado al arte, una especie de museo o galería al aire libre. En 1959, se bautizó como “Caminito”, en honor al célebre tango homónimo de 1926.

Hoy, en la afamada calle de Caminito –que solamente mide poco más de 100 metros– algunos artistas venden sus obras y los turistas toman fotos, pero la calle con más movimiento es la de junto, Magallanes –a la que muchos visitantes confunden con Caminito–, en donde están los restaurantes, los cantantes, bailarines callejeros y muchas –muchas– tiendas de souvenirs a precios de turista.


Pero si se busca bien, en las calles de La Boca hay lugares en los que se puede tomar una clase de tango; ver y comprar arte, o hasta tomarse una buena foto desde alguno de sus balcones, además de participar en una cata de mate o comer en un restaurante un poco más lejos del bullicio, con una parrillada más tradicional.



La Bombonera no tiembla, late

La comunidad de La Boca era tan unida y tenía una identidad tan profunda que también editaron periódicos y fundaron clubes deportivos. De hecho, uno de estos últimos llegó a ser uno de los más importantes del futbol de Argentina y del mundo: el Boca Juniors.

Al caminar por este barrio, los colores azul y amarillo de este club, así como la imagen de Diego Armando Maradona, una de sus figuras históricas, pueden verse por todas partes.


El 3 de abril de 1905, “El Boca” fue fundado por jóvenes inmigrantes italianos que vivían en este barrio, y sus colores –según se cuenta– los tomaron de la bandera de un buque sueco que se encontraba anclado ese día en el puerto.

En 1940 inauguraron su estadio en el corazón del barrio, lo que le da una identidad única a este club. El estadio Alberto J. Armando es conocido mundialmente como “La Bombonera”, ya que su forma asemeja a una caja de bombones. Sus empinadas tribunas están tan cerca de la cancha que los aficionados de verdad hacen sentir su presencia, especialmente al presionar al equipo contrario y, cuando está lleno, los cánticos y saltos de la porra hacen que el inmueble se mueva violentamente, pero los “boquenses” dicen que “La Bombonera no tiembla, late”. Su máximo rival es el River Plate que, por cierto, también se fundó en este mismo barrio.


A un costado, justo debajo de una de sus tribunas, se encuentra el Museo de la Pasión Boquense, en donde se pueden admirar los trofeos que ha ganado el club además de objetos de algunos de sus jugadores y datos históricos. Pero lo mejor es el recorrido por el estadio.


Así, el arte y el futbol se combinan con la comida y la historia en un solo lugar, cuya zona turística ocupa unas cuantas cuadras, pero vale la pena recorrerla.

Cabe mencionar que cuando vas a La Boca, te piden tener cuidado con tus pertenencias o te sugieren llevar solo una copia de tu pasaporte, así que extrema precauciones. Lo mejor es que contrates un tour o te transportes en turibús.

Al conocer La Boca, no conocerás todo Buenos Aires, pero sí parte del corazón de esa gran ciudad y de Argentina.


Lo que no te debes perder

Estos dos lugares son una parada imprescindible en tu viaje:

  • Restaurante El Gran Paraíso: se encuentra a unos metros de Caminito y es un lugar tradicional en donde se pueden probar desde empanadas hasta parrilladas. Más información aquí.

  • Mate&Co: ellos crean “mate de autor” y también puedes agendar una cata para conocer los tipos que existen de esta bebida y aprender cómo se debe preparar. Conoce más en este link.
Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.