• Regístrate
Estás leyendo: La alternativa ante el hambre era perder la vida
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 21:41 Hoy

La alternativa ante el hambre era perder la vida

La pobreza era tópico munidal. Tanto, que los diputados de Durango ganarían 8.5 pesos al día, un sueldo raquítico. EU mandaba artillería aerea a Europa, para hacer frente a los alemanes.

Publicidad
Publicidad

Todavía el hambre en Austria. Los finos vieneses se agarraban a trancazos por la harina. La alternativa ante el hambre es perder la vida buscando alimento. Sigue pasando en el mundo.

Una carta abierta se dirigió al señor gerente de la "oscuridad eléctrica", porque ya los torreonenses estaban hasta el querreque de que la luz iba y venía.

Y eso que apenas habían subido las tarifas, ni así estaba bien el servicio. Qué cosas pasaban ¿verdad?

Andaban algunas gavillas de bandoleros y una de esas intentó atracar en la Quinta Carolina, que se ubicaba en la colonia Porfirio Díaz.

Los rateros iban embozados y los vigilantes se batieron con ellos, uno de los cuidadores murió, pero evitaron el robo.

Como se había dicho que los salarios de diputados estaban de la fregada, para Durango no había candidatos a este puesto casi honorífico, aunque sonaba más bien horrorífico, qué feo ser pobres.[OBJECT]

Y sí era mucha pobreza, porque cada diputado iba a ganar ocho pesos con cincuenta centavos diarios. Nada.

Pero la pobreza es brutal. Causó conmoción el hallazgo del cadáver de una niñita de unos 12 años en el tajo de La Concha. Vestía pobremente.

Se creyó que sus padres al no tener dinero para el entierro, decidieron hacer un boquete en el piso y dejarla de vuelta en la tierra.

Contra los maléficos volívolos germanos, los gringos mandaban sus aves de acero a Europa, pero también dejaron muchos en tierras gringas, por si acaso alguien osaba ingresar en tierras de allá. Hasta hacían piruetas y toda la cosa.

Lo cierto era que desde que empezó la guerra, sin que EU aún tomara partido, nuestro vecino del norte no había dejado de construir maquinaria bélica. Por si las moscas.

Y eso no era nada. Los alemanes fueron grandes innovadores en el campo de las armas. Por donde pasaban sus bombarderos, no quedaba piedra sobre piedra.

Sus lugares favoritos de ataque eran las bellas campiñas francesas, cuyos encantadores pueblos quedaron en ruinas trágicas.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.