• Regístrate
Estás leyendo: Investigaciones para mejorar salud mental de los mexicanos
Comparte esta noticia
Sábado , 21.07.2018 / 11:33 Hoy

Investigaciones para mejorar salud mental de los mexicanos

Con trabajos sobre arte, el rechazo, los afectos y la sobreprotección en niños, cuatro psicólogas del Instituto de Investigación en Psicología Clínica y Social obtuvieron su título de doctorado.

Publicidad
Publicidad

Milenio Digital

Con investigaciones sobre los afectos, el rechazo, la sobreprotección y la poesía de Jaime Sabines, el Instituto de Investigación en Psicología Clínica y Social otorgó el grado de doctor a cuatro de sus miembros.

El objetivo del doctorado en investigación psicológica es contribuir a mejorar la salud mental de los habitantes de la Ciudad de México y de todos los mexicanos, afirmó el doctor José de Jesús González Núñez, director del instituto.

La meta, aseguró, es desarrollar investigaciones que puedan ser trascendentes y de utilidad para la población en general.

La primera generación del doctorado en investigación psicológica entró en 2012 y este año se graduaron cuatro psicólogas

"Es una gran satisfacción, fue una lucha tenaz por obtener el reconocimiento de la SEP; una vez que la hemos obtenido se duplica la satisfacción. Es como un sueño cumplido", expresó el doctor González Núñez.

Las doctoras Jael Alatriste, Vanessa Nahoul, Susana Zarco y Adriana González expusieron sus trabajos el pasado 17 de mayo en las instalaciones del Investigación en Psicología Clínica y Social, el cual nació hace 33 años en la ciudad de México.

La investigación desarrollada por la doctora Jael Alatriste se centró en un estudio de caso sobre el rechazo que sufrió una mujer por parte de su madre; mientras que el trabajo de Vanessa Nahoul fue sobre cómo usar el arte en beneficio de la salud mental a través de la poesía de Jaime Sabines.

Por su parte, la doctora Adriana González desarrolló un cuestionario para medir los afectos, el cual permiten hacer un diagnóstico más rápido del perfil afectivo de una persona, y finalmente, la doctora Susana Zarco realizó una investigación sobre la sobreprotección de niños.

Los poemas de Sabines como herramienta terapéutica


Leer la obra del poeta mexicano Jaime Sabines puede ser una herramienta terapéutica al ayudar a los pacientes a expresar sus emociones y afectos, explicó la doctora Vanessa Nahoul Serio, quien desarrolló una investigación sobre el trabajo del autor de "Los amorosos" y "Algo sobre la muerte del mayor Sabines".

"El trabajo con Sabines me permite hacer arteterapia, presentarles poemas a los pacientes varones que encuentren una forma de expresar el afecto; los poemas te permiten expresar los afectos, el amor, y una serie de cosas que sientes hasta que lees el poema", explicó.

La investigación de Nahoul Serio se centró en la vida y obra del poeta mexicano, con un marco teórico psicoanalítico, y en la cual se realizó una entrevista con la hija del poeta, Judith Sabines, además del análisis de la obra.

"Se estudió el amor como fenómeno insertado en las pulsiones de vida, así como en la muerte, otra gran fuente de energía del ser humano", señaló la doctora, quien desarrolló este trabajo por su gusto hacia la obra de Sabines.

Nahoul Serio encontró en su investigación que en los poemas amorosos está presente el erotismo, en primer lugar, con el voyerismo y el incesto, lo que habla de la sexualidad de Sabines inmersa en ternura, afecto y confianza básica.

Mientras que en los poemas de muerte aparece la negación, además del erotismo porque, explica la doctora en psicología, la mente humana no puede percibirse tal cual, "la percibimos como ausencia, como soledad, y el erotismo te permite revestir la idea de la muerte".

En la práctica psicoanalítica, señala Nahoul Serio, los poemas de amor ayudan a los pacientes varones a identificarse y expresar la ternura y el erotismo; mientras que los poemas de muerte ayudan a quienes están elaborando un duelo.

La doctora Nahoul Serio explica que leyendo poesía, se pueden resolver situaciones de una manera "suave, profunda y disfrutándolo", por eso afirma que "la poesía de Sabines es un vehículo de salud mental".

Estudio de un caso de rechazo


La doctora Jael Alatriste García obtuvo su doctorado gracias a un estudio de caso, de una paciente que, debido al rechazo que sufrió de niña, era incapaz de entablar una relación amorosa duradera.

Alatriste García explicó que el caso investigado muestra cómo afecta el rechazo en el núcleo familiar en el desarrollo de una persona, por lo que uno de los objetivos de la investigación es hacer un llamado de atención para que esto no pase en las familias mexicanas.

Dijo que el caso que desarrolló es el de una mujer que lleva 19 años en terapia y a quien le era imposible entablar relaciones amorosas.

"Ella trabajó en la ONU, tenía la oportunidad de conocer a cualquier hombre de diferente nacionalidad y ni una semana podía durar con las parejas y lo que logramos es que pudiera darse cuenta de que ella rechazaba a la gente y no era la gente la que la rechazaba", dijo.

"Ayudar a mis pacientes es lo más importante para mí, me apasiona realizar investigaciones que ayuden a más gente. Lo que yo hice fue investigar el rechazo dentro de las familias, es para decirles a las familias que no rechacen y que vean lo positivo no lo negativo", afirmó.

Dijo que el objetivo de su trabajo es detectar los casos de rechazo y prevenirlos para que haya más salud mental en México.

"Lo importante es que desde la familia, que es donde se forma la personalidad, nos ayuden a ver lo positivo y no rechazarnos", dijo.

Un cuestionario para medir los afectos


Con el objetivo de realizar un diagnóstico más rápido del perfil afectivo de una persona, la doctora Adriana González Padilla desarrolló un cuestionario, como un instrumento válido y confiable para medir los afectos.

En entrevista, González Padilla señaló que es difícil cuantificar y dar datos confiables para medir los afectos de una persona y reconocer si éstos incrementan o decrementan la autoestima, por ello desarrolló este cuestionario, el cual se aplicó a una muestra de mil 340 adolescentes, que viven en el DF, tanto de escuelas públicas como de privadas.

La doctora Adriana González explicó que la idea de crear este instrumento surgió porque "en el mundo actual lo que tenemos es que todos los afectos están mutando o se están tergiversando".

"A veces ya no es valioso sentirse contento, a veces es más valioso aprender a defenderse", dijo.

El cuestionario mide los afectos positivos, ambles, amigables y el cariño, los cuales, a decir de la especialista, son un alimento necesario en el mundo actual.

La investigación destaca la importancia de que las personas se conozcan y reconozcan sus afectos, porque de esta manera es posible hacer cambios en su vida.

"Por ejemplo, una persona o un grupo que ha sufrido bullying, al aplicarles el cuestionario, la investigación arroja que por medio de éste cuestionario pueden autoevaluarse, pueden calificarse y tratar de mejorar", explicó.

El cuestionario desarrollado por la doctora Adriana González se puede aplicar tanto en escuelas privadas como públicas a adolescentes de entre 11 y hasta los 24 años de edad.

Sobreprotección en niños es mayor en escuelas públicas


La sobreprotección de niños es un problema que se presenta con mayor incidencia en escuelas públicas que en instituciones privadas, concluyó la investigación que desarrolló la doctora Susana Zarco Villavicencio.

"Me di cuenta que hay más sobreprotección de lo que pensábamos, en las muestras que yo apliqué , fue como el 76 por ciento de niños sobreprotegidos y esto es un nivel alto que nos pone en un foco rojo", señaló Zarco Villavicencio en entrevista.

De acuerdo con la especialista, la sobreprotección en los menos puede enmascarar problemas como bajo rendimiento escolar, baja autoestima, de adaptación psicosocial o si tienen berrinches, inestabilidad emocional.

"Es como algo preventivo para las escuelas, para darles esa información a los padres y para que cada quien desde su ámbitos puedan resolver el problema", señaló.

"Y si los padres están sobreprotegiendo por necesidades propias, pues que mejor las resuelvan y vayan psicoterapia, lo resuelvan y no bloqueen la independencia de los niños".

El Instituto de Investigación en Psicología Clínica y Social está ubicado en la calle Minerva 83, en la colonia Crédito Constructor, en Coyocán.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.