• Regístrate
Estás leyendo: George R.R. Martin presume su sombrero de charro
Comparte esta noticia

George R.R. Martin presume su sombrero de charro

Mientras los lectores se impacientan a la espera de un nuevo libro, el autor de Canción de hielo y fuego se divierte en Twitter.

Publicidad
Publicidad

¿Alguien podría describir la frente de George R. R. Martin? Probablemente no, porque en sus apariciones públicas, el autor de Canción de hielo y fuego suele portar una gorra de pescador negra adornada con una pequeña tortuga en el centro.

Cuando no está escribiendo sobre dragones, luchas entre dinastías y —no olvidar— mucho sexo, Martin —en cuyos libros está basada la serie Game of Thrones de HBO— se permite un tiempo de ocio. O eso es lo que comparte en sus redes sociales.

TE RECOMENDAMOS: George R.R. Martin anuncia su nuevo libro... otra vez

Ayer, por ejemplo, presumió en Twitter un sombrero de charro —que se puso al revés—: “Probando nuevos sombreros… parte dos. Este adorable sombrero me lo dieron mis fans durante la Feria del Libro de Guadalajara”, escribió.


Por qué “parte dos”, se preguntarán. Porque unos días antes había publicado otra foto en la que usa un sombrero púrpura que guarda una particular similitud con el que usa uno de los siete enanos de Blancanieves, adivinen cuál.


Martin visitó Guadalajara en diciembre de 2016, en la edición 30 de la FIL. Ahí, echó mano de todas sus habilidades retóricas para no dar pistas sobre el futuro de la trama, que ha tenido en vilo a miles de lectores en el mundo desde la publicación del primer libro en 2011.

“No estoy escribiendo una serie en el sentido tradicional, estoy escribiendo una novela larguísima con diferentes puntos de vista, las cosas empeoran antes de mejorar", dijo en aquella ocasión.

El escritor ha venido anunciando la salida de un nuevo libro desde enero de 2017, pero a la fecha sus seguidores siguen esperando.


ASS

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.