• Regístrate
Estás leyendo: Falta de sueño, efecto del cambio climático: estudio
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 11:01 Hoy

Falta de sueño, efecto del cambio climático: estudio

El aumento en las temperaturas a consecuencia del cambio climático hace que las personas disminuyan el tiempo de sueño y por consiguiente, se sientan cansadas e irritadas, reveló una investigación. 

Publicidad
Publicidad

Milenio Digital

Tienes la ventana abierta y el ventilador prendido, pese a esto te es imposible caer en los brazos de Morfeo. Las altas temperaturas hacen que pierdas horas valiosas de sueño y al día siguiente la irritabilidad se hace presente; seguro te suena porque al igual que a Nick Obradovich, investigador del cambio climático, te ha pasado.

Una noche de 2015, durante una ola de calor que azotó a San Diego, California, Nick se preguntó qué efecto tendría el aumento de las temperaturas debido al cambio climático en el descanso de los seres humanos, pues ese día él no podía dormir a causa del calor y la falta de aire acondicionado, confesó en entrevista con el diario The New York Times.

TE RECOMENDAMOS: ¿Cansancio y dolor de cabeza? No eres tú, es efecto del calor

El especialista en políticas climáticas, tomó diferentes variables, las relacionó y encontró que de seguir con las emisiones de contaminantes a la alza, serán cada vez menos las horas de sueño que tendremos. En un estudio publicado en la revista Science Advances, Obradovich establece que las noches de poco sueño o de mala calidad podrían aumentar en un futuro si las emisiones de contaminantes siguen aumentando y se ignora el cambio climático.

Para llegar a esta conclusión Nick utilizó información recolectada por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos acerca de los patrones de sueño que tuvieron en el último mes las más de 75 mil personas que participaron en la encuesta. Estos datos los correlacionó con la temperatura promedio de las noches de ese mismo periodo de tiempo y encontró que aquellas que mostraron un incremento en el termómetro eran las que las personas habían reportado como las noches con sueño insuficiente.

“Se observaron efectos significativos durante los meses de verano y entre las personas con bajos ingresos. Combinamos nuestras estimaciones históricas con proyecciones de modelos climáticos para detallar los impactos potenciales en el sueño que puedan tener los cambios climáticos en un futuro”, se lee en el sitio de Obradovich.

Si bien los investigadores han estudiado los efectos que tiene el sueño las altas o bajas temperaturas, éste es un primer acercamiento a cómo se afectaría el descanso de las personas a consecuencia del cambio climático.

De acuerdo con su investigación, para 2050 se pueden esperar seis noches extra de insomnio cada mes por cada 100 personas y para 2099, las noches de poco descanso podrían subir a 14.


mrf

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.