• Regístrate
Estás leyendo: ¿Es malo darle agua de la llave a tu mascota?
Comparte esta noticia
Lunes , 22.10.2018 / 19:08 Hoy

¿Es malo darle agua de la llave a tu mascota?

Si te has preguntado qué es mejor para tu mascota: el agua embotellada o la de la llave, aquí te decimos sus pros y contras para que no te sientas mala dueña.



Publicidad
Publicidad

¿Te has sentido culpable por darle agua de la llave a tu perro o a tu gato, mientras tú tomas agua purificada del garrafón? Pues deja tus dudas porque aquí tienes la información para que te quedes conforme con tu decisión.

Es cierto que el agua de la llave contiene cloro, un alto contenido de minerales y puede traer una que otra bacteria nociva, pero la verdad es que tu mascota puede aguantar esa calidad de agua sin poner en riesgo su salud. Recuerda que ellos pueden lamer sus patas, morder huesos que acaban de desenterrar y oler traseros sin problema, así que su organismo está preparado para hacer frente a muchas bacterias.

TE RECOMENDAMOS: Tres formas de mantener a tu perro limpio en invierno

El agua filtrada es de mejor calidad, sin duda, con ella le ahorrarás trabajo a los riñones de tu mascota, pero más allá del tipo de agua que decidas darles, es más importante que siempre tengan agua fresca en un plato limpio.

Las mascotas están acostumbradas a regresar a su plato de agua cada vez que tienen sed, así que el recipiente se va ensuciando conforme lo usan. ¿Has notado una capa viscosa en el fondo cuando lo lavas? Se le llama película biótica, y está formada por bacterias, hongos y algas que se bebe tu perro, o tu gato, cada vez que rellenas su plato sin lavarlo; casi como tomar agua de un charco, ¿no crees?

Así que ya no te sientas un mal dueño si le das agua de la llave a tu mascota, mejor asegúrate de lavar su tazón diariamente y que el agua sea fresca.



RL

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.