• Regístrate
Estás leyendo: Diez cosas que no sabías sobre los pavos
Comparte esta noticia
Jueves , 24.05.2018 / 05:38 Hoy

Diez cosas que no sabías sobre los pavos

Algunos datos curiosos sobre estas aves que engalanan la cena de Thanksgiving.


Publicidad
Publicidad

Milenio Digital

Quizá hoy sea el día en que disfrutes el tradicional pavo horneado en la cena. Si no, de cualquier modo quizá te interese conocer algunos datos científicos e históricos sobre esta esponjosa ave.

Te recomendamos: Diez datos para entender por qué EU celebra Thanksgiving

  1. A principios del siglo XX, la caza de pavos alcanzó niveles tan altos que la especie Meleagris gallopavo casi se extingue: se calcula que la población mundial llegó a ser de menos de 30 mil aves. Fue necesario implementar un programa de protección para rescatar la especie.
  2. Existen seis subespecies diferentes de pavo, todas ellas nativas de América del Norte. Y, de hecho, el pavo que se come en estas fechas en los Estados Unidos no es la misma subespecie que la que conocemos en México.
  3. La palabra inglesa turkey deriva del hecho de que cuando esta ave americana fue llevada a las mesas europeas no fue muy bien recibida por los comensales; para superar esta resistencia, los comerciantes hicieron pasar al pavo como originario de Turquía.
  4. Otros nombres que recibe el pavo en México son: guajolote, totol, jolote, pípila, cocono y gallina de Indias.
  5. Uno puede saber si un pavo es hembra o macho observando su excremento: las primeras producen un excremento en forma de la letra J y los segundos, una espiral.
  6. El conocido “gordo gordo gordo” que hacen los pavos —que en realidad se llama cloqueo— lo producen sólo los machos cuando cortejan a las hembras o compiten con otros machos.
  7. Los pavos machos cortejan a las hembras en grupos —aunque sólo uno de ellos tendrá suerte esa noche.
  8. Una hembra en edad reproductiva puede poner hasta 12 huevos, uno al día, en un periodo de dos semanas. Después, los huevos se incuban durante unos 28 días antes de que el pavo bebé vea la luz.
  9. Un pavo puede correr a una velocidad de hasta 40 kilómetros por hora, y volando es mucho más veloz, con una velocidad tope de 85 kilómetro por hora.
  10. Existe la creencia errónea de que Benjamín Franklin propuso al pavo como símbolo de los Estados Unidos; lo que sí hizo el brillante estadista y científico fue alabarlo y calificarlo como “un ave mucho más digna que el águila calva”.

FM

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.