• Regístrate
Estás leyendo: De vuelta al modernismo
Comparte esta noticia
Domingo , 19.08.2018 / 01:37 Hoy

De vuelta al modernismo

Carácter industrial e inspiración artística, fue la mezcla perfecta para la renovación del Hôtel du Ministère a cargo del diseñador de interiores y arquitecto François Champsaur. 


Publicidad
Publicidad

El singular Hôtel du Ministère se encuentra en el exclusivo barrio junto a la iglesia de la Madeleine, Rue du Faubourg Saint Honoré y Champs-Elysées, en París. El edificio recientemente ha sufrido una extensión que le ha permitido potenciar su servicio y ofrecer una mejor experiencia de hospitalidad y acentúa sus mejores cualidades.

La renovación de interiorismo fue realizada por el reconocido diseñador y arquitecto de interior François Champsaur, en donde el objetivo principal de la extensión fue añadir 18 habitaciones a las ya 24 existentes.

El nuevo proyecto ofrece habitaciones dúplex y sencillas con muros con estructura de acero y paneles de vidrio, que permitien al huésped disfrutar del romanticismo del panorama de París. La línea estética se sitúa en un reconocimiento de la belleza industrial, que combina notoriamente elementos metálicos con madera cálida y los integra sutilmente a la arquitectura original.

Las nuevas recámaras de 50 m2, incluyen escritorios y sillones que fácilmente se pueden reconfigurar en espacios para dormir, lo cual se adapta a las diversas necesidades del mercado ejecutivo y turista.


Uno de los nuevos atractivos del hotel es un renovado comedor desayunador, que posteriormente se convierte en un bar al llegar la noche. El lugar se llena de colores vibrantes gracias a la luz natural que accede al interior, además que el huésped puede apreciar una decoración inspirada en las líneas de Piet Mondrian y su aplicación de colores. El buffet de desayuno ofrece una gran variedad de alimentos y cafetería.

Para el nuevo proyecto fue de vital importancia que el diseño mantuviera la esencia de un ambiente amigable y atractivo, cualidades que han sido distintivas para el hotel. La arquigrafía siguió una tendencia contemporánea aprovechando los cuartos y las áreas comunes como puntos visuales importantes.

El diseñador coloca su firma visiblemente en el interiorismo, donde rinde tributo a artistas y diseñadores de modas que anteriormente albergaban el edificio. De la misma manera, el uso de estructuras de metal hacen alusión al estilo industrial, como es el caso de la Torre Eiffel.

La suave noche y su luz tenue muestra una cara diferente de la ciudad, la cual se introduce a las habitaciones para presentar un efecto contrastante. Las aplicaciones de luz artificial acentúan los elementos arquitectónicos y la textura de las superficies que completan una atmósfera llena de sensaciones y colores.


Algunas piezas icónicas de mobiliario, como la silla Gilda de Carlo Mollino o la Tre Pezzi de Franco Albini añadieron carácter al diseño de cada recámara, gracias a sus elementos tubulares que potencian la estética industrial. Champsaur, en cercanía colaborativa con el dueño, seleccionó personalmente las piezas de arte para decorar cada uno de los espacios, como dibujos, esculturas y grabados para darle un toque final de intimidad y elegancia al ambiente del hotel.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.