• Regístrate
Estás leyendo: ¿Cansancio y dolor de cabeza? No eres tú, es efecto del calor
Comparte esta noticia
Sábado , 20.10.2018 / 15:19 Hoy

¿Cansancio y dolor de cabeza? No eres tú, es efecto del calor

Las altas temperaturas que hemos vivido en la Ciudad de México pueden hacer que te sientas cansado o hasta te den calambres. Aquí te decimos por qué.

Publicidad
Publicidad

En los últimos días, los que vivimos en la Ciudad de México hemos tenido que encontrar la manera de sobrevivir al intenso calor.

El termómetro ha llegado hasta los 31°C, lo que puede provocar dolores de cabeza, cansancio y deshidratación.

¿Sabes por qué sucede eso y cómo combatirlo?

TE RECOMENDAMOS: Cinco sencillos peinados para combatir el calor

Todo tiene que ver con cómo diseñado nuestro cuerpo, el cual funciona en óptimas condiciones cuando está a una temperatura de 37°C. Cuando ésta comienza a subir, se activa el mecanismo encargado de refrescarnos: la sudoración.

Cuando el sudor llega a la superficie de la piel y se evapora, la temperatura corporal del cuerpo comienza a bajar. Este proceso es mucho más fácil en ambientes secos que en los húmedos, sin embargo, tiene su riesgo.

Todo tiene que ver con el agua

Cuando el aire es seco o con poca humedad, como el que hemos tenido en la Ciudad de México, el sudor se seca más rápido y tu cuerpo produce más, por lo que debes mantener hidratado para reemplazar el agua que tu cuerpo ha eliminado a través de la transpiración.

Si no estás bien hidratado, será difícil que se dé la sudoración y tu cuerpo tendrá problemas para regular la temperatura.

¿Qué pasa cuando el cuerpo deja de funcionar correctamente?

El director del programa de peligros ambientales del Centro Nacional de Salud Ambiental de Estados Unidos, Mike McGeehin, aseguró a Scientific American que las primeras señales de que una persona está teniendo problemas para regular su temperatura corporal son el sarpullido y los calambres.

El sarpullido es ocasionado por la obstrucción de los conductos que permiten la salida del sudor y los calambres se deben, en parte, a la falta de electrolitos en los músculos.

TE RECOMENDAMOS: Guía básica de faldas para este calor primaveral

También es común que la gente se sienta cansada y tenga dolores de cabeza debido a una disminución del flujo sanguíneo, además de náuseas o vómito.

Si los síntomas no se atienden pronto, se puede llegar a un golpe de calor que ocasiona desorientación o desmayos.

¿Cómo solucionarlo?

Tomar muchos líquidos (no refrescos ni café y de preferencia con poca o nada de azúcar), evitar la exposición prolongada al rayo del sol y buscar lugares frescos en cuanto empiecen a aparecer algunos de los síntomas.

Y contrario a lo que se piensa, estar en un lugar caliente con ventiladores no es lo mejor. Según el doctor McGeehin, ventilar un lugar que esté a más de 35°C “no sólo no funciona, sino que empeora las cosas. Se puede comparar con un horno de convección. Al soplar aire caliente a una persona, hace que su temperatura suba en vez de que los refresque”.

Así que si tu casa u oficina es muy caliente y vas a usar un ventilador, lo mejor es buscar alguno que tenga la opción de emitir aire húmedo o poner un pequeño recipiente con agua cerca de éste, para que el ambiente sea más fresco.


mrf

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.