• Regístrate
Estás leyendo: Campamentos de verano
Comparte esta noticia
Viernes , 25.05.2018 / 01:13 Hoy

Campamentos de verano

Mejores precios, trámites menos estresantes y elegir el destino adecuado son algunas de las ventajas para quienes empiecen desde ahora a planear las actividades el próximo verano

Publicidad
Publicidad

Carlos Tomasini

El curso de verano fue genial, los chicos se divirtieron muchísimo, se reunieron con sus amigos de cada año y ya regresaron a la escuela; por ello, ahora es el mejor momento de planear qué harán las próximas vacaciones tras terminar el año escolar.

La organización Mundo Joven, dedicada a la asesoría y gestión de viajes con “espíritu joven”, cuenta con Live & Learn, que ofrece una gran variedad de opciones de destinos y modalidades para campamentos de verano dirigidos a niños de entre 7 y 17 años, cuyo objetivo es que practiquen una lengua extranjera, pero también que se diviertan y se llenen de vivencias nuevas.

“Cumplimos 20 años y estamos llevando a cabo una campaña que se llama ‘20 años 20 destinos’, en donde estamos promoviendo los destinos que nosotros recomendamos para aprender cualquier idioma y conocer los destinos más bonitos”, indica Lala Alatorre, gerente comercial de Live & Learn México.

Idiomas y diversión

Conforme los chicos crecen, tienen nuevas necesidades, y a veces la oferta de entretenimiento y educación interescolar (durante las vacaciones de verano) les va quedando chica, además de que es importante abrir opciones que les presenten nuevas oportunidades y que realmente les den madurez y crecimiento.

“Que los chicos se vayan a un campamento les ayuda muchísimo a crecer y madurar; además de que les enseña a ser mucho más responsables de sí mismos y mucho más proactivos”, asegura Alatorre.

A pesar de que es una experiencia principalmente lúdica, la práctica del idioma es el tema central, ya que es el principal punto a considerar para la elección del destino, que puede ser Estados Unidos, Inglaterra, Canadá, Alemania, Francia y Italia o Suiza.

¡Desde ya!

Justo para que salga más barato, no les agarren las prisas y se planee todo con muchísimo detalle para que lo aprovechen al máximo los chicos, sugerimos que se haga durante septiembre u octubre de un año anterior”, dice Alatorre. Incluso, planear oportunamente un viaje de este tipo permite encontrar mejores precios y hacer los preparativos necesarios, como tramitar pasaportes, visas y la documentación que el país o la escuela soliciten.

A pesar de que hay opciones para niños a partir de los siete años, saben que los padres mexicanos prefieren mandarlos a partir de los 10, además de que prefieren iniciar con opciones en Estados Unidos o Canadá antes de cruzar el océano.

Para los apasionados del futbol, afirma la representante de Live & Learn, hay campamentos en los que los chicos pueden combinar sus actividades académicas con clínicas deportivas con equipos como el Manchester United o el Real Madrid, y hasta con la oportunidad de conocer a sus ídolos deportivos.

Seguridad ante todo
La estructura de los campamentos es muy sólida y siempre buscan aprovechar las ventajas de cada ciudad o sede; inclusive, muchos de ellos se realizan dentro de las principales universidades de cada ciudad.

“En un día en un camp, los chicos se despiertan, tienen un ratito para asearse, de ahí van al desayuno y a clases; depende de la intensidad que elijan, pero son más o menos 20 horas a la semana de clase, después de las clases hay actividades deportivas, van a comer; tienen de dos a tres actividades por la tarde y posteriormente cena y actividad nocturna, como noche de casino o noche de películas al aire libre”, cuenta Alatorre.

Alatorre asegura que estos campamentos son los más seguros, ya que los niños tienen supervisión 24 horas, siempre hay alguien al pendiente de ellos, cuentan con paramédicos, los recogen en el aeropuerto y los chicos no pueden salir del campus sin un “chaperón”, que es un miembro del staff de Live & Learn.

Y... ¿cuánto cuesta?

Los costos varían de acuerdo con el destino elegido y el tiempo que se contrata el campamento, y la ventaja que representa adquirirlo bajo este esquema es que todos los costos del viaje están incluidos. “En los que nosotros hacemos viene incluido: comidas, dónde dormir, muchas de las excursiones, las horas de inglés diarias y materiales”, señala Alatorre.

Dado que todo está incluido, los gastos adicionales que hará el chico son mínimos: en promedio, los padres suelen enviar entre 100 y 150 dólares por semana para gastos adicionales; si son en efectivo, el chico contará con una caja de seguridad y puede solicitar al “chaperón” que se los administre.

Informes: liveandlearn.mx, 01­800­000­0789 y 5482­8282.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.