• Regístrate
Estás leyendo: Bolcheviques acusados de quemar a la Realeza
Comparte esta noticia
Domingo , 19.08.2018 / 09:40 Hoy

Bolcheviques acusados de quemar a la Realeza

En Rusia, corría la historia sobre la incineración de tres duquesas y tres princesas, mientras aún estaban vivas. En La Laguna, los extranjeros traían en 'jaque' a las autoridades.

Publicidad
Publicidad

Aunque los límites Estatales todavía estaban en veremos, cada encuentro entre gobernadores era importante, sobre todo en La Laguna.

Se informó que Espinosa Mireles de Coahuila y el general Domingo Arrieta de Durango, se saludaron en la línea divisoria, en el Nazas.[OBJECT]

Naturalmente, venían con sus asistentes y el secretario del general Arrieta tenía un nombre que bueno: Felipe Calderón.

A Espinosa le seguían dando esos paseos campiranos, que tanto le gustaban cuando se daba la vuelta a la región.

Los extranjeros que vivían por acá, andaban imparables. Se dio nota sobre el alemán Walther Jaeger, que tras ser detenido por robarse 10 costales de azúcar, se dio a la fuga mañosamente, porque ya estaba entambado, pero pidió chanza de arreglar unos pendientes.

TE RECOMENDAMOS: Invasión aliada en la línea Hindenburg

Y como era chipil de los guardias, pues lo dejaron. Ahí está que de pasada les pidió permiso de tomarse una copilla en una cantina y se les peló. Y eso que iban cotorreando.

Otro caso fue el del chinito Manuel Lee, que fue acusado también de robo. Lo sacaron junto con otros reos a barrer las calles, porque eso era parte del castigo, pero era muy veloz y salió hecho la mocha, escapando para ir a amenazar a su acusador.

En Rusia, los bolcheviques seguían haciendo de las suyas y se les acusó de haber quemado vivas a tres duquesas y tres princesas.

Hacían lo mismo por doquier, pero por algún motivo, en casos de la realeza, pareciera que las muertes fueran más nefastas.

Sobre la guerra, el Vaticano emitió un comunicado en el que decía que Su Santidad Benedicto XV no iba a meter la cuchara, a menos que los dos bandos le pidieran que les hiciera el paro.[OBJECT]

Y de regreso a La Laguna, había llovido y entonces todavía no estaba pavimentado así que quedaban verdaderos pantanos, muy peligrosos, en las calles. Aunque todavía se forman, con tanto bache.

Corría el rumor de que a Torreón iban a venir los cadetes de Coahuila, puro muchacho estudiante del Ateneo o la Normal, que aparte, tenían inmejorable instrucción militar. Y eran solteros, así que las laguneras, que no somos feas, ya andaban poniéndose listillas.

JFR

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.