• Regístrate
Estás leyendo: Bertha Salinas y su sueño de ser parte de la UNAM
Comparte esta noticia

Bertha Salinas y su sueño de ser parte de la UNAM

Entrevistas MILENIO

El temor que tenía su padre ante el conflicto que se gestaba por el Movimiento Estudiantil de 1968 motivó que no se trasladara a la Ciudad de México para cumplir su meta académica.
Publicidad
Publicidad

Jugaba basquetbol en su juventud, disfruta de esquiar en la nieve y hoy se da tiempo de practicar la natación. 

La doctora Bertha Salinas Ruiz, presidenta de la Mesa de Seguridad y Justicia de Tampico, Madero y Altamira, contó a MILENIO Tamaulipas que después de vivir un capítulo de cáncer del que logró salir avante, fue como descubrió su amor por cocinar, lo cual hace frecuentemente acompañado del romanticismo de Barbara Streisand, su artista predilecta.

Además, recordó que su padre, el profesor Enrique Salinas Ríos, impidió que ella estudiara Ciencias Políticas en la UNAM, por el temor del conflicto estudiantil de 1968.

¿A qué otra cosa le hubiese gustado dedicarse?

Mi primera idea fue estudiar Ciencias Políticas. 

Estudié la prepa en la UANL en los sesentas y para estudiar ciencias políticas habría que ir a estudiar a la UNAM a la Ciudad de México, y obviamente mi papá me dijo “no; si quieres estudiar leyes en Monterrey u otra carrera, pero no te puedes ir a México a estudiar Ciencias Políticas”. 

Creo que él pensaba que me podría meter en algún lío.

¿Fue a causa del movimiento estudiantil de aquellos años, verdad? 

Así es. Mi papá fue un maestro normalista que en sus años de estudiante tuvo muchos problemas por estar en el lado de la izquierda, y eso hizo que sea un poco segregado en las situaciones de acomodarse y fue enviado a una escuela rural, pero al final hizo su carrera en Monterrey. 

Mi papá era un hombre muy liberal, así que conocía cómo era mi carácter y allí fue cuando me limitó a irme a México porque allá no vivía nadie de mi familia, con el temor de dejarme sola en esos momentos en que había mucha turbulencia en México por el tipo político-estudiantil, por toda esa liberación y los cambios tan importantes que sucedieron. 

Mi padre temía que me fuera a involucrar en el Movimiento del 68, que fuera a tener algún problema.

¿Qué pasatiempo tiene?

He hecho muchos durante mi vida, es la verdad, siempre me ha gustado mucho el deporte. 

Cuando era estudiante jugaba mucho basquetbol, acá en Tampico estuve jugando mucho tenis.

Durante los inviernos me fui a esquiar al extranjero porque era una situación muy agradable, pero fui cambiando y físicamente ya no puedo hacer algunas cosas. 

En la actualidad me gusta mucho nadar, y aparte de eso, me gusta escuchar música a tal grado de que algunas veces en el año me escapo a Estados Unidos o Europa a escuchar ópera, porque me gusta mucho.

Pero sobre todo, lo que más me encanta, es presenciar las comedias musicales. 

Me gusta mucho Cats porque tiene una gama de personajes tan distintos, que te hablan de que todos tenemos algo valioso, que todos tenemos debilidades y es muy interesante.

La música siempre te llega a una parte del corazón en donde te hace sentir cosas muy bonitas, a veces de mucha alegría y otras de tristeza. 

¿Tiene cantante favorito?

De música me gusta mucho Barbara Streisand, es una de las personas que más admiro porque ha tenido una trayectoria muy importante, ya que ha superado modelos o estereotipos en los que tenías que ser muy bonita para sobresalir, y ella se ha posicionado para hacer una carrera muy importante. 

Por ejemplo, en el cine fue muy importante su película Yentl, que fue un homenaje a su padre. Es una mujer que aparte ha estado siempre interviniendo en la política de los Estados Unidos, y que no se ha dejado doblegar por un presidente, por nada, aún a costa de los intereses.

¿Le gusta cocinar?

¡Me encanta! 

Pero tengo que decirte que yo no sabía cocinar y todo fue a partir de hace 10 años que me diagnosticaron cáncer, lo que generó que estuviera totalmente retirada, ya que había periodos en donde tenía que estar en quimioterapia, radioterapia, de todo esto y nunca me había enfocado en cocinar por las responsabilidades que tenía en mi vida con el hospital y todo esto.

Sin embargo, me gusta mucho comer y comer bien, entonces en ese tiempo estuve viendo muchos programas de televisión de chefs, así que estuve aprendiendo y tomando recetas y todo, entonces empecé a cocinar con mi batería, mis cuchillos y todos mis utensilios.

Me gusta hacerlo cuando sé que van a venir amigos a mi casa, me gusta hacer de todo: pastas, pescado, a la parrilla, de todo.

¿Qué es lo que más le gusta preparar?

Las ensaladas me salen muy bien, un poquito las pastas si me voy a lo italiano, pero no pierdo las raíces de Nuevo León y soy fiel a la parrilla, me gusta asar carne y las parrilladas me encantan. 

No sé si será cierto o no, pero generalmente le doy gusto a mis comensales, además siempre que vienen salen sorprendidos de que yo lo haya preparado todo y que tenga esa dedicación de hacer toda una comida.

En diciembre que es un tiempo muy familiar me gusta mucho hacerles el desayuno a mis sobrinitas, me gusta mucho hacer de comer en una época que estamos toda una semana juntas; el pavo de Navidad lo hago yo porque tengo la receta de mamá, así que prácticamente toda la comida para el 24 de diciembre la hago yo.

¿Cuál fue su juguete favorito de la niñez?

Muy buena pregunta. 

No me había percatado de eso porque nadie me lo había preguntado, pero tenía una estufita y tenía unas vajillas pequeñas y me gustaba mucho jugar con ellas; pero ya con el paso del tiempo todo eso se quedó en el olvido, y creo que ahorita que me lo preguntas creo que es la primera ocasión que caigo en cuenta en eso.



ELGH 


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.