• Regístrate
Estás leyendo: Baja el consumo de tortillas en México, por 'duras e insípidas'
Comparte esta noticia
Lunes , 23.07.2018 / 03:57 Hoy

Baja el consumo de tortillas en México, por 'duras e insípidas'

Según el empresario Rafael Mier, el consumo de tortillas de maíz disminuyó 40% en los últimos 30 años, debido a la pérdida del sabor y la textura de dicho alimento.

Publicidad
Publicidad

EFE

La tortilla de maíz, icono de la cocina mexicana y base de la dieta nacional, disminuyó su consumo un 40% en 30 años al "perder su sabor y su textura" pese a las variedades de maíz criollo que existen en el país, dijo hoy el empresario y promotor del maíz Rafael Mier.

"En México, centro de origen del maíz, no hay una sola tortilla; hay cientos de tortillas como tanta variedad de maíces criollos encontremos", aseguró el promotor del Rescate del Consumo de la Tortilla en México.

TE RECOMENDAMOS: La comida mexicana es más que tlayudas y mole.

Con esta "enorme" y "desconocida" diversidad de maíces, la tortilla está siendo abandonada al ser homogeneizada por la sociedad y por las mismas autoridades al "no llevar un registro de quiénes y qué maíces se están sembrando".

Asumiendo que solo hay "maíz blanco y amarillo", lo que provoca un deterioro en la gastronomía nacional. Por ejemplo, el tradicional pozole en la capital se cocina con maíz cacahuacintle; en Guerrero, con maíz ancho; y en Nayarit, con maíz jala.

Platillos mexicanos como los chilaquiles, las tostadas, las enchiladas y los tacos tienen a la tortilla como un "ingrediente invisible" al que nadie está prestando "en su imagen, calidad y sabor", afectando "diferentes áreas económicas, culturales y de salud".

Consideró importante tratar "la pérdida" que están "teniendo en la alimentación, tanto en su calidad" como en "cultura" frente a la excesiva cantidad de alimentos rápidos que se consumen ya en zonas tanto urbanas como rurales.

"No es lo mismo una verdadera tortilla con maíz de nixtamal que una tortilla comercial de harina de maíz industrializada de baja calidad, con conservadores y aditivos", asumió Mier, quien acusó a la industria de colocar blanqueadores y suavizantes, además de colorantes llamados "mejoradores" para la tortilla azul, que obtiene su color naturalmente del maíz.

TE RECOMENDAMOS: Consumir maíz transgénico no afecta a la salud: UNAM.

Contrario al consumo nacional que va a la baja, comentó que en Estados Unidos la tortilla va en aumento, "registrando mayor venta que los panes para hot dog y hamburguesa, así como de los cereales".

En México hay más de 2.5 millones de personas sembrando maíz, 80 mil tortillerías, 15 mil tiendas de conveniencia, 5 mil 800 supermercados y "ninguna vende tortilla nixtamalizada", denunció.

Es pura "tortilla garnacha", como él le llama a la industrializada.

"Hay que ver a la tortilla como patrimonio nacional para conservar al máximo exponente de nuestra cultura gastronómica, por lo que debemos proteger al maíz y a la tortilla como elementos culturales mexicanos", concluyó.


FM

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.