• Regístrate
Estás leyendo: Arquitectura sin fronteras
Comparte esta noticia
Martes , 25.09.2018 / 01:23 Hoy

Arquitectura sin fronteras

Nacer y crecer al norte de México le ha dado un carácter extraordinario a la obra del arquitecto Jorge Gracia, quien impulsa la arquitectura en el país.

Publicidad
Publicidad

Por alguna razón, Jorge Gracia vivía en Bélgica cuando tenía 18 años, y fue ahí y de esa manera que llegó su inquietud por la arquitectura, ya que le llamaba la atención la relación e interacción de las personas con el espacio público. Cuenta que para él esta carrera es como un escenario donde el protagonista es el ser humano, que debe de ser discreta pero sobre todo debe aportar al desarrollo de la sociedad.

Nació en Tijuana, Baja California, en 1973, y en 1997 egresó de la Universidad Iberoamericana Noreste. Además de ser acreedor de múltiples premios y reconocimientos, tales como 30 Promesas de Grupo Expansión en 2009, el Design Vanguard en 2012 por Architectural Record, Emerging Voices en 2013 por Architectural League of New York, Obra del Año en 2013 por ArchDaily, el premio Best of the Best Red Dot Awards en 2014 y 10 Despachos Generadores de Cambio en 2016 por Grupo Expansion Obras.


Fue hasta 2004 cuando fundó Gracia Studio, debido a que llegó el primer proyecto residencial en Tijuana, en el cual experimentó con la mezcla de procesos constructivos tradicionales de ambos lados de la frontera. Éste es quizá el punto de partida de su obra, la cual define como "un tanto funcionalista pero siempre buscando que el protagonista sea el usuario y no la arquitectura. Me gusta que sea modesta y digna, así como expresiva pero sin escándalo", señala.

Es incuestionable que estar inmerso en ambas culturas le ha dado un concepto diferente a su obra, la cual tiene una clara influencia de las Case Study Houses. "Me tocó vivir en el norte de México, precisamente en la frontera con California, por tal motivo he vivido la arquitectura que responde a un estilo de vida informal así como a un clima mediterráneo y privilegiado, por lo tanto la arquitectura que responde a esas necesidades siempre me ha interesado".


Otro gran proyecto profesional y de vida es la creación de la Escuela Libre de Arquitectura en Tijuana en 2014, la cual nace para cumplir diferentes propósitos, como educar a las nuevas generaciones desde el punto de vista práctico y entender qué habilidades realmente necesita el arquitecto en el norte del país para ejercer su profesión digna y propositivamente. "Nace de la idea de que debemos de aprender a pensar para poder aportar. De que necesitamos saber construir para proyectar y, sobre todo, que necesitamos pensar global para actuar local".

La Escuela ha logrado estrechar fuertes lazos con despachos de diferentes partes del mundo, para que los estudiantes aprendan de experiencias distintas y regresen a aplicar lo aprendido para construir una mejor ciudad.

Más que espacios, el trabajo de Jorge trata de hacer experiencias. "He logrado entender que para crear experiencias, debes de experimentarlas primero. El viajar me permite conocer diferentes culturas y eso me amplía el panorama como arquitecto", concluye.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.