• Regístrate
Estás leyendo: Aprovecha el verano y organiza tu clóset
Comparte esta noticia
Miércoles , 17.10.2018 / 10:15 Hoy

Aprovecha el verano y organiza tu clóset

Tener un armario organizado ayuda a ahorrar tiempo y dinero, así que realiza una limpieza profunda y ponlo en orden durante estas vacaciones. 

Publicidad
Publicidad

Las vacaciones se hicieron para descansar y pasarla bien, pero también son una buena oportunidad para hacer todo aquello para lo que no se tiene tiempo mientras se trabaja o se va la escuela. Un buen propósito para este verano es poner orden a la casa, comenzando por el clóset.

Tener un armario organizado ayuda a ahorrar tiempo y dinero, ya que al tener todo en su lugar se puede encontrar fácilmente la camisa que combina con ciertos jeans, y en la época de rebajas sabemos que prenda necesitamos comprar o renovar. Actualmente hay muchas opciones en el mercado para acomodar la ropa, que sirven para mantenerla en buen estado y aprovechar el espacio. Así que realiza una limpieza profunda en tu clóset durante estas vacaciones.

-Es importante que tengas disposición para realizar esta tarea que puede ser muy tediosa, así como tiempo suficiente para que no la dejes inconclusa.

-Comienza sacando toda tu ropa para poder clasificarla:

1. Uso regular. Es aquella que utilizas para la oficina, para los fines de semana, ocasiones especiales, para ejercitarte o para estar en casa.

2. Por época del año. Se recomienda guardar los abrigos, las botas y ropa térmica durante el verano, y tener a la mano todo aquello que usas durante esta temporada. En los meses fríos, guarda tus trajes de baño, faldas y shorts.

3. Para regalar. Todas las prendas que están en buenas condiciones pero que ya no te quedan bien, que no te gustan o que estás cansada de usar, ya que pueden ser aprovechadas por alguien más. Dónala a una fundación o si lo prefieres, organiza una venta de garage.

4. Para tirar. No insistas, hay ropa que por más que te guste ya no se puede utilizar por su desgaste y porque no tiene arreglo. Es momento de despedirse de aquellos pantalones que juraste que te quedarían después de ponerte a dieta, de la falda que sólo usaste en un par de ocasiones, de esas botar hermosas que son sumamente incómodas o de esa blusa que no has usado en más de doce meses y que seguramente nunca volverá a estar de moda. Todas esas cosas sólo están ocupando espacio, así que diles adiós.

Si consideras que algo aún tiene arreglo, ponte una fecha límite para remendarlo o llevarlo con un sastre. Si llega la fecha y no lo hiciste es porque no te interesa tanto y puedes prescindir de él.

5. Para guardar. Por el contrario, hay ropa que vale la pena conservar, como vestidos de diseñador, ediciones especiales, prendas que volverán a ser tendencia, conjuntos para ocasiones especiales o básicos que no pasan de moda. Ponla en la parte superior del armario o en cajas para que no te estorben y no se maltraten.

-Aprovecha que sacaste toda tu ropa para limpiar cada espacio del armario: barre, aspira y limpia los cajones y los tubos de los closets.

-Una vez que decidiste con que te quedas y que se va, dóblala y sepárala por categorías: puede ser por colores, por tipo (playeras, blusas, camisetas, jeans, trajes sastres) o por ocasión (fiestas, trabajo, ejercicio, fin de semana).

-Destina un cajón a la ropa interior y otro a los calcetines; pero sin vas a poner en un mismo cajón diferentes tipos de prendas, utiliza separadores para que no se mezclen y no pierdas tiempo buscando.

-Es recomendable invertir en unos buenos ganchos para que la ropa no se maltrate. Hay ganchos especiales para faldas y pantalones que sirven para que no se arruguen. Así como otros múltiples que te ayudan a optimizar espacio y te permiten colgar más de una cosa.

-Coloca un ganchito para la ropa que utilizarás al día siguiente.

-Utiliza un perchero o un gancho múltiple para colocar tus bufandas, pashminas, cinturones. También los puedes enrollar y guardar en un cajón.

-Protege tus abrigos, trajes y vestidos de fiesta con fundas.

-Conserva los sombreros en sus cajas para que no pierdan su forma ni se llenen de polvo. Si los usas mucho, puedes colgarlos en un perchero.

-Designa un espacio para los zapatos, puede ser un estante u organizador especial que puedas colocar dentro del guardarropa. Otra opción es invertir en un mueble para ellos o si tu espacio es reducido, cuelga un organizador tras la puerta. Si te interesa consérvalos en buen estado y tienes espacio, guárdalos en sus cajas y pega una foto para que sepas qué par está dentro.

-Al igual que los zapatos y bufandas, es recomendable tener las bolsas visibles para que no olvides que las tienes. Intenta almacenarlas en bolsas de plástico individuales; si el espacio es reducido, prueba colgadores multifunción para el clóset, percheros u organizadores de plástico o lona que se colocan tras las puertas. También puedes probar en cajas o cestas y ponerlas sobre un mueble o el piso.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.