• Regístrate
Estás leyendo:
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 23:05 Hoy

Alemania pedía la paz a los aliados

La Opinión publicó el 8 de octubre de 1918 que el Emperador Guillermo II ya había roto todos los frentes y las retaguardias. 

Publicidad
Publicidad

Cecilia Rojas

La que nos esperaba. Pero mientras tanto, el emperador que en su caso fue empeorador, Guillermo II de Alemania por fin les anunciaba a sus ejércitos, a los que estaban más cerquita, que había pedido la paz con los aliados.

Ya les habían roto todos los frentes y las retaguardias. El previo 20 de septiembre, el presidente gringo Woodrow Wilson había hecho alusión en un discurso a ciertas bases de pacificación y los germanos referían al discurso como base de los planteamientos pacíficos.

El mismísimo Reichstag mandó decir que sí, que Alemania quería la paz, por que era de algún modo, la única base para poder tener un futuro como naciones.

No veían más allá de si mismos, por que el futuro al que le apostaban era al del mundo. Y perdieron.[OBJECT]

Mientras seguían las derrotas en el campo de batalla, sobre todo para los teutones. Los franceses ganaban terreno en Champagne, tomaron Fresnoy y cayó Montheirn.

Luis Ortega se sumaba a la contienda electoral por la presidencia municipal de Torreón. Era una cosa muy seria, porque los partidos políticos, que eran muchos, tenían muchos adeptos.

Aparte tenían muy delineados sus estatutos y bastante difusas las ideologías, pero eso sí, todos se planteaban democráticos, socialistas, independientes, palabras nuevas en el léxico nacional, que sonaban muy bien, pero que probablemente eran algo confusas para muchos.

La compañía de Ópera que estaba en la ciudad seguía cosechando éxitos en el Pathé. Con la Bohéme de Puccini, se lucieron en el escenario los cantantes y rememoraba escenas de los veinte años de muchos de los espectadores, y a lo mejor algunos tenían esa edad, por que era un espectáculo un poco más accesible.

La Opinión daba pie a las impresiones de sus lectores y había en aquella edición dos respuestas. La primera de Viesca, respondiendo a una carta donde se hablaba de que el candidato González era impopular y se proponía a otro, pero se aclaraba que el primer aludido era el bueno.

La segunda era un viene y va de un artículo que se titulaba "Cualquier tiranía es odiosa", y no crea usted que se refería a los alemanes, o a otros peores, sino a los partidos políticos locales, que según el escritor, no tenían representadas a todas las clases sociales en sus planillas.

La selva de Argonne en Francia, fue escenario de rudos combates entre los aliados y los teutones. Las noticias no llegaban rápido, a lo mejor los soldados no sabían que el káiser pidió la paz.

Hasta entonces, se anunciaba que las tropas alemanas que estaban en Bulgaria fueron retiradas y marchaban por tierra hacia los cuarteles generales, con rumbo a Berlín y a la derrota anunciada.


dcr

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.