• Regístrate
Estás leyendo: Abren escuela de programación para refugiados en Berlín
Comparte esta noticia
Jueves , 20.09.2018 / 14:14 Hoy

Abren escuela de programación para refugiados en Berlín

Una emprendedora y sus amigos buscan no sólo ayudar a los refugiados con habilidades tecnológicas, sino atender la alta demanda de empleos dentro del sector 

Publicidad
Publicidad

La crisis migratoria en Europa ha llevado a miles de refugiados a Berlín. Entre ellos hay profesionistas capacitados para trabajar en cualquier parte del mundo, incluyendo a especialistas y entusiastas de la tecnología.

El verano pasado, la emprendedora Anne Kjaer Riechert visitó un campamento de refugiados en la capital alemana y conoció a un desarrollador iraquí que no había podido trabajar en dos años, pues no tenía una laptop.

En entrevista con FastCompany, Özlem Buran que trabaja con Riechert narró como la primera solución que se le ocurrió fue pedir a sus amigos que donaran sus laptops viejas, aunque pensándolo con cuidado, el plan era insostenible a largo plazo.

Entonces la idea creció a un concepto mucho más ambicioso y conveniente para el futuro del país europeo. Riechert y un grupo de amigos abrieron una escuela de tecnología para darles computadoras a los refugiados y que así que retomaran su labor, enseñaran a otros y trabajaran de mano de personas dentro del sector en Alemania para insertarse en el mercado laboral.

ReDi como llamaron a la escuela, abrió sus puertas el pasado 21 de febrero en el Centro de Emprendimiento Tecnológico Alemán con 49 estudiantes de Siria en su mayoría, pero también de Eritrea, Irak, Túnez, Lesoto y Afganistán.

Los próximos meses los alumnos que tienen capacidades tecnológicas limitadas- como las de cualquier internauta que usa Facebook- aprenderán a programar. Cuando terminen el curso, estarán listos para buscar empleo como becarios dedicados a analizar datos y desarrollar diversos productos.

Los que tengan experiencia o cuentan con un grado en tecnología de la información, usarán la escuela para conectarse con la escena tecnológica de la ciudad y encontrar trabajo.

Si todo sale bien, la búsqueda no será muy complicada. Actualmente existen alrededor de 47 mil vacantes en el sector en Alemania. En Europa se proyecta la necesidad de otros 750 mil empleados para 2020.

El proyecto, además de hacerles bien a los refugiados, busca mostrar a los berlineses cómo pueden ayudar a la economía local. “Reaccionamos a lo que la gente llama ‘crisis’ en Europa, pero nosotros vemos como potencial humano” explicó Riechert.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.