• Regístrate
Estás leyendo: 12 claves para disfrutar de Río de Janeiro
Comparte esta noticia
Jueves , 16.08.2018 / 06:10 Hoy

12 claves para disfrutar de Río de Janeiro

La fiesta olímpica será espectacular no solo en los estadios, sino en las playas, los bares y las calles. Sigue estos tips p

Publicidad
Publicidad

A pesar de que parecía tener todo en contra (entre la crisis política y económica de Brasil, la quiebra de la ciudad y la amenaza del virus del zika, además de que a última hora suspendieron a muchos atletas rusos por el tema del dopaje), todo parece indicar que Río 2016 será una olimpiada memorable. Sigue nuestros consejos para gozarla al máximo.

1. Disfruta aunque no tengas boletos

Puedes vivir Río 2016 al máximo aunque no tengas entradas para los estadios. De hecho, varios deportes podrán ser seguidos sin necesidad de boletos, como el triatlón (que será en la Avenida Atlántica), el maratón acuático (en Copacabana), el ciclismo, la caminata (en la playa dos Bandeirantes), el remo (en el lago Rodrigo de Freitas), la vela (en la Bahía de Guanabara) y, por supuesto, el maratón, que terminará en el Sambódromo, pero antes recorrerá toda la ciudad.


2. Ve a donde estará la diversión

Para cualquier otro deporte que quieras disfrutar en las plazas públicas, dirígete a la Fan Zone de la renovada Plaza de Mauá. La plaza está reluciente, llena de vida y colorido, y ahí se reunirán miles de personas de todas partes del mundo para seguir las competencias. Siento decirlo para los que sí tienen boletos, pero es muy probable que aquí sea mucho más divertido.



3. Caminata por el centro

El Museo del Mañana es una obra del arquitecto español Santiago Calatrava, que fue inaugurado apenas hace unos meses. El hecho de estar en esa explanada lo convierte en una experiencia que vale la pena.

De ahí puedes caminar por la ribera de la bahía hasta llegar al barrio de La Gloria, enclavado en las laderas de un morro (cerro), y donde se sitúa el Museu da República y la Igreja de Nossa Senhora da Glória do Outeiro, con su fina arquitectura colonial. Está cerca de otros dos distritos para visitar: Botafogo y Flamengo, así que bien vale la pena destinar una o dos tardes de caminata por la zona.


4. Mayor seguridad policiaca

La gente insiste a los viajeros en que cuiden sus pertenencias, pero constatamos que hay un clima de seguridad en todos los puntos turísticos, incluso por las noches. Para los juegos se destinaron 85,000 elementos policiacos adicionales, para cuidar esos puntos. Por cierto, los cariocas son gente extremadamente cálida, así que es muy fácil y recomendable entablar conversaciones con ellos, a fin de conocer más de su ciudad y la situación que están viviendo.


5. Visita las favelas

Esto no quiere decir que se puede circular en cualquier calle a cualquier hora, o que se intente entrar a las favelas sin un guía que pertenezca a ellas. Hay visitas guiadas para turistas a estas comunidades, y aunque es polémico contratar una de ellas, es una experiencia que puede ayudar a observar el rostro humano de la gente que vive en condiciones de alta marginación.

Las visitas son seguras pero, de todas formas, hay que tener cuidado con el guía elegido. Recomendamos a Paulo Amendoim (www.favelatourrio.com), un activista que por décadas ha luchado por mejores condiciones en La Rocinha y que, por lo mismo, es ampliamente respetado por sus habitantes. Puedes escribirle a: pauloamendoim8@hotmail.com.



6. Airbnb: tu mejor hotel

Si ya no encuentras hospedaje, por la saturación de los Juegos, no te preocupes: siempre contarás con Airbnb, la mejor forma de viajar en estos días. Gracias a esta aplicación puedes llegar a las casas de la gente local y tener una experiencia directa de cómo viven realmente los cariocas. También hallarás precios de locura, incluso en temporada olímpica, pues hay cuartos compartidos desde 211 pesos, hasta lofts con vista a la playa por varios miles: hay para todos los gustos y bolsillos.


7. Solo usa Uber

Otra app que te servirá enormemente en Río es Uber. Ni sueñes con utilizar taxis: son de 40% a 50% más caros. Todo mundo aquí dice que los taxis son una mafia, y al menos por los precios, parece que es verdad. Del único lugar que no puedes tomar Uber es del aeropuerto, pues no los dejan recoger pasaje ahí. Incluso puedes pedir Uber Pool y te puede salir otro 15% más económico.


8. De los barrios trendy a los tradicionales

Más allá de la zona de Tijuca, donde está la villa olímpica, ten en cuenta cuatro barrios que no te puedes perder: Ipanema, Leblon, Lapa y Santa Teresa. Los dos primeros son lo más nice y trendy. Tienen barecitos encantadores y circula gente bonita todo el tiempo. Aquí puedes llenarte de caipirinhas, aunque ten cuidado, pues el aguardiente con que las hacen, la cachaça, es sumamente fuerte.

Los otros dos barrios son los tradicionales, en donde se junta la intelectualidad y la vida bohemia. En Lapa lo que se impone es bailar samba en la multiplicidad de bares y centros nocturnos. En ellos es donde hallarás el verdadero regocijo del pueblo. Al salir, te recomendamos caminar por las calles y meterte a cenar en las muchas cafeterías. Si es sábado no dejes de pedir la famosa feijoada, un guiso a base de cerdo y frijoles que concentra todo el sabor de Brasil.



9. El Montmartre carioca

En cuanto al entrañable barrio de Santa Teresa, aquí se ha reunido desde hace décadas la comunidad artística de Río, tanto que es conocido como “el Montmartre carioca”. Camina por él de día para que puedas apreciar sus estupendas construcciones del siglo XIX (algunas incluso del XVIII). Evítalo en la noche, porque aquí también hay una favela cercana (en la ciudad hay alrededor de mil favelas), y no te extrañes de toparte con retenes policiacos.


10. Vista de la ciudad

Santa Teresa es un morro más en la ciudad de los morros (montañas), y en la punta está un restaurante conocido por todos los cariocas, el Aprazível (www.aprazivel.com.br), en donde no puedes dejar de pedir el palmito asado como entrada y alguna de las especialidades brasileñas, con una espléndida vista de la ciudad. Eso sí, prepárate para gastar de 200 a 300 reales (unos 1,500 pesos).



11. Días de playa

Los otros lugares que no puedes dejar de visitar en Río son las playas de Ipanema, Vermelha y, por supuesto, Copacabana. Caminar por sus interminables malecones es simplemente un espectáculo, mientras ves a los deportistas que por todas partes hacen pesas (hay aparatos para ello casi en cada esquina, proporcionados por la municipalidad). También andan en bicicleta, patineta o simplemente corren. De igual forma, hay infinidad de voleibolistas playeros, y puedes pedirles jugar con ellos. Claro, son unos ases, sobre todo con el fut-voli, así que más vale que vayas con entrenamiento previo.



12. Paseo cultural

No dejes de combinar el deporte con un poco de cultura, así que date una vuelta al número 66 de la céntrica calle Primeiro de Março, en donde anteriormente se situaba el Banco de Brasil. Este edificio neoclásico alberga el Centro Cultural de la ciudad, uno de los 20 más visitados del mundo, por la calidad de sus exhibiciones. Durante los Olímpicos estará, por ejemplo, la exposición O Triunfo da Cor (El triunfo del color), con obras maestras del postimpresionismo francés, traídas de los museos D’Orsay y de la Orangerie de París.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.