• Regístrate
Estás leyendo: Zoológico de Chapultepec busca traer 2 pandas de China
Comparte esta noticia
Domingo , 19.08.2018 / 13:09 Hoy

Zoológico de Chapultepec busca traer 2 pandas de China

Los ejemplares del zoológico envejecieron sin reproducirse, de ahí que se busque un acuerdo; sin embargo, ese país renta sus animales durante 10 años por un millón de dólares anuales.

Publicidad
Publicidad

Xin Xin y Shuan Shuan, de 26 y 29 años respectivamente, se han convertido en pandas geriátricas que no lograron procrear, por lo que el Zoológico de Chapultepec busca establecer un nuevo convenio con la República Popular China para obtener una nueva pareja reproductiva en donación, como en 1975 cuando Pe Pe y Ying Ying llegaron a México como símbolo de amistad y buena voluntad entra ambas naciones.

“Hay un acercamiento con la República Popular China desde hace muchos años en cuestión de panda gigante, y la idea, sabemos que no es fácil, es buscar una pareja reproductiva para el Zoológico de Chapultepec”, informó Adriana Fernández, directora de ese sitio.

La funcionaria reconoció que no es un asunto sencillo, ya que desde 1980 China dejó de regalar pandas, considerados tesoro nacional, poniendo en renta a las parejas reproductivas durante un periodo de 10 años por un monto de un millón de dólares anuales.

“Ellos siguen siendo los dueños de los pandas. Con los recursos que generan a través de estos préstamos van adquiriendo grandes extensiones de bosques de bambú para mantener, reproducir, tener en vida libre y conservar a esta especie tan importante. Lo que estamos buscando es un entendimiento de buena voluntad entre ambas naciones, como sucedió en 1975, es decir, que no hubo una renta sino una donación de buena voluntad entre ambas naciones”, explicó.

En entrevista con MILENIO, Fernández lamentó que las panda que habitan en Chapultepec no hayan logrado reproducirse, pese a los reiterados intentos. Aseguró que se encuentran en óptimo estado de salud, prueba de ello es que han rebasado la esperanza de vida de su especie, que es de 25 años en cautiverio y 15 en vida libre.

“Son animales geriátricos, mayores, que se encuentran en buenas condiciones de salud y están monitoreados constantemente. El hecho de que hayan rebasado esta esperanza de vida es que los ejemplares están en buenas condiciones: la alimentación, el albergue, todos los aspectos de bienestar animal son un indicador de que los ejemplares se encuentran en buenas condiciones”, aseveró.

ESTIRPE MEXICANA

Con la donación de Ying Ying y Pe Pe (de ocho meses de edad) en 1975 inicia el Programa de Reproducción en Cautiverio del Panda Gigante en el Zoológico de Chapultepec, convirtiéndose México en el primer país en criar a esta especie fuera de territorio chino.

La pareja fue la más prolífica a nivel mundial fuera de China, ya que concibieron siete crías —tres machos y cuatro hembras—, de las cuales cuatro llegaron a la edad adulta: Liang Liang vivió 16 años (1983-1999), Xiu Hua murió a los 28 años (1985–2013); Shuan Shuan aún vive (1987) y la famosa Tohui (1981-1993), la segunda hija de esta pareja y primera en sobrevivirles, que aunque solo vivió 12 años, fue la única que logró reproducirse, procreando a Xin Xin, quien aún vive y constituye el octavo panda nacida en nuestro país.

REPRODUCCIÓN FALLIDA

Ambas naciones continuaron los esfuerzos por reproducir a las hermanas de Tohui sin éxito. En enero de 2001, el Zoológico de Chapultepec recibió temporalmente al macho Ling Ling, procedente del Zoológico de Ueno, en Japón, pero la pareja no se acopló.

En 2003, Shuan Shuan fue enviada a Japón para reproducirla también con Ling Ling. Sin embargo, después de 22 meses regresó sin haber logrado fecundar.

En marzo de 2012, la República Popular China y el Gobierno de la Ciudad de México firmaron un convenio de cooperación para la inseminación artificial de Xin Xin, por lo que especialistas chinos arribaron a México con semen de panda, pero tras varios años de intento, el programa fracasó.

“Los panda son una de las especies más difíciles de reproducir, por eso el hecho de que se reprodujeran aquí en México fue todo un logro. Ellos tienen un celo que solo dura dos días al año y si acaso llega a haber fertilización y el desarrollo de un embrión, solamente pueden cuidar a una sola cría”, explicó Érika Servín, la especialista de ese zoológico en pandas.

Pese al fracaso de la inseminación, la especialista destacó el papel del Zoológico de Chapultepec en cuanto al ámbito médico internacional, ya que sus observaciones y experiencia con esa especie han permitido describir varias de las enfermedades que perjudican en cautiverio.

Además, destacó que este sitio brinda a la comunidad mexicana la oportunidad de conocer una especie emblemática de la conservación.

“Aquí en el Zoológico de Chapultepec somos el único lugar en México y toda Latinoamérica donde se tienen pandas y son de los poquititos lugares en el mundo donde se puede ver un panda de manera gratuita. Entonces todo mundo tenemos la oportunidad de disfrutar y aprender sobre esta especie, ojalá la gente, lo aprecie”.

Xin Xin y Shuan Shuan son de los ejemplares más emblemáticos y consentidos del zoológico. Comen entre 10 y 16 kilos de bambú al día, además de un complemento a base de arroz, manzana y zanahoria, adicionados con vitaminas. Les encanta dormir y todos los días tienen sesiones de entrenamiento.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.