• Regístrate
Estás leyendo: Zapopan denuncia a Bosque Encantado, pero le da licencias
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 16:12 Hoy

Zapopan denuncia a Bosque Encantado, pero le da licencias

La constructora Spinelli destaca el “doble discurso” de las autoridades municipales, que le permite fraccionamiento y luego los bloquea.

Publicidad
Publicidad

El presidente municipal de Zapopan, Pablo Lemus Navarro, ha decidido sentar precedentes contra la depredación del patrimonio natural en el caso del fraccionamiento Bosque Encantado, situado en la zona de la avenida Ángel Leaño, separado calle de por medio del polígono protegido del Nixticuil. El problema es que su administración otorgó cuatro de las ocho licencias de construcción que tiene el desarrollo, y que primero les pidió pagar la renovación del permiso ambiental, y después se los revocó.

La representante legal de la constructora Spinelli, Elizabeth Arias Martínez, destaca que la embestida del munícipe contra el Tribunal Administrativo del estado (TAE) es relativa a un incidente, en que los empresarios impugnaron una clausura, pero no existe ninguna revocación de licencias de construcción (de 2014 y 2016), de urbanización (de 2006), ni modificación de plan parcial y uso de suelo habilitado en la zona (de 2004), todo lo cual se emitió libremente por parte de cuatro administraciones zapopanas, incluida la de Lemus Navarro.

“La empresa compró en la zona justamente porque ya se contaba con todo; en 2013 estaba vigente la licencia de urbanización, el uso de suelo como H4 –que lo bajamos- y el plan parcial; a partir de entonces, se nos pidió una manifestación de impacto ambiental que cubrimos, y debimos hacer trámites extra porque esperaban que tanto la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales [Semarnat] como la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente [Profepa] confirmaran que no se trataba ni de parte del área natural protegida, ni de un macizo forestal [como lo establece la Ley de Desarrollo Forestal Sustentable] que demandaría una autorización de cambio de uso de suelo… lo demostramos y quedó patente, y por eso nos emitieron el permiso en la gestión municipal anterior”, que presidió Héctor Robles.

Bajo estas premisas, no está legalmente en riesgo el proyecto de Bosque Encantado. Lo que desconcierta a sus promotores es la actitud del presidente municipal, que pareciera traer una agenda “mediática” para legitimarse ante los grupos ecologistas a costa de un proyecto “que ha cumplido todas las de la ley”, destaca la abogada en entrevista con MILENIO JALISCO.

Exhibe copia de las cuatro licencias de construcción que otorgó el gobierno de Lemus Navarro (ver documento anexo). Son “licencias de edificación emitidas el 2 y 3 de febrero de este año, para las manzanas 3, 4, 5 y 6 del desarrollo. La clave es HS/D-3009-14/O, densidad “habitacional plurifamiliar horizontal alta”; cuenta predial 1114327328; dictamen de uso de suelo DICT/04/1290. Las cuatro licencias costaron, respectivamente, 166,305 pesos; 261,233 pesos; 332,429 pesos y 732,609 pesos para un total de un millón 492,576 pesos para construir 64 viviendas (poco más de la mitad de las 110 proyectadas).

Con la manifestación de impacto ambiental no hubo consumación por cambio de opinión. El 15 de febrero de 2016, el director de Medio Ambiente de Zapopan, Alfredo Martín Ochoa, le notificó al tesorero de la comuna, Luis García Sotelo, que se había solicitado la ampliación de la vigencia de impacto ambiental, bajo el concepto de “evaluación en materia de impacto ambiental emitido por la Dirección de Medio Ambiente, en los términos de los artículos 6, 39, 40, 41, 42 y 43 del reglamento de Protección al Medio Ambiente y Equilibrio Ecológico para el municipio de Zapopan”.

El pago era de 4,135 pesos, bajo la leyenda de “revisión de la evaluación de impacto ambiental”, y se realizó el 30 de marzo de 2016. No obstante, está fechado un día antes el oficio 1800/2016/0420, firmado por el director de Medio Ambiente. Allí se establece que no se otorga la prórroga por falta de estudio de “excepción forestal” de la Semarnat (en el que se establece que la zona no es bosque y que se cumplió durante el procedimiento inicial de impacto ambiental); que no había permisos de poda (la abogada presentó los recibos de Parques y Jardines); que no hubo plan de alejamiento de fauna, de manejo de arbolado, de manejo de residuos, de ruido, de impactos sociales y acciones de mitigación en general. Nada se presentó según el dictamen, lo que significaría que el permiso original sería fraudulento… o que el director de Medio Ambiente mintió. La apoderada señala que toda esa información fue presentada.

Spinelli Corporation anunciará hoy acciones legales contra funcionarios que afectan su imagen y ponen en riesgo “un negocio que es totalmente legítimo”.

Salvabosque cuestiona socialización

El comité Salvabosque El Tigre II denunció el afán del ayuntamiento de “socializar” la ampliación de la avenida Ángel Leaño sin tomar en cuenta a sus críticos más acérrimos. La reunión del pasado 17 de agosto que presidió un funcionario municipal, Salvador Hernández, “en realidad se trató de un mitin a favor de la obra en la que también participó gente del Partido Acción Nacional de la zona, como el ex regidor de Zapopan Abel Correa. En la reunión se hicieron varios llamados a la agresión y enfrentamiento contra toda persona que se oponga a la obra, ‘saliendo a defenderla como sea’ cuando comience su construcción”, denuncia.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.