Promete Miguel Ángel Yunes 'limpiar' Veracruz

El aspirante a gobernador, que se registró hoy como precandidato por el PAN y el PRD, dijo que mandar a la cárcel a los malos funcionarios públicos que han violado la ley.

Veracruz

Al registrarse como precandidato a la gubernatura de Veracruz por el PAN, que irá en alianza con el PRD, Miguel Ángel Yunes Linares prometió mandar a la cárcel a los malos funcionarios públicos que han violado la ley, y que no llegará con la escoba, sino con la Constitución a limpiar el Estado.

Yunes encabezó un mitin en Plaza Lerdo, a donde llegaron camiones de diversas zonas del estado con militantes del PAN y el PRD, tan solo unas horas después de que se publicara la convocatoria para los aspirantes a la candidatura a la gubernatura des estado.

El diputado federal con licencia dijo que se rodeará de jóvenes que sueñan con un Veracruz más fuerte, seguro y que sueñan con un gobierno limpio y transparente.

Por su parte, en conferencia de prensa conjunta los dirigentes nacionales del PAN y el PRD, Ricardo Anaya y Agustín Basave, señalaron que considerarían que el Instituto Nacional Electoral sea el que organice y lleve a cabo elección en Veracruz, ante la desconfianza que existe del Organismo Público Local Electoral (Ople).

Afirmaron que las probabilidades de triunfo son tan grandes como el tamaño del miedo del PRI a la alianza que ha realizado el PAN y PRD, no solo en Veracruz sino en todos los estados en donde consolidaron este proyecto.

Anaya indicó que la recientemente aprobada ley "Sí a la vida" en Veracruz "es una cortina de humo".

La iniciativa aprobada también por la totalidad de la bancada panista del Congreso local, fue según el dirigente del PAN, para que el pueblo veracruzano olvidara por un rato el tema de los cinco jóvenes desaparecidos en Tierra Blanca y originarios de Playa Vicente, en la que se ven involucrados elementos de la Secretaría de Seguridad Pública estatal.

Acusó que Veracruz se encuentra sumida en una crisis económica y social profunda; la deuda pública ha aumentado más del 600 por ciento y es hora de lograr un cambio en la entidad.