Alerta en Colima por actividad del Volcán de Fuego

A las 20:17 horas inició un incremento en la actividad del volcán con una emisión de ceniza y flujos de material incandescente por lo que se evacuó a residentes de La Yerbabuena.
Durante la noche del jueves y la madrugada del viernes se registró expulsión de incandescencia arrojada sobre los costados del volcán durante cinco horas.
Durante la noche del jueves y la madrugada del viernes se registró expulsión de incandescencia arrojada sobre los costados del volcán durante cinco horas. (AP)

Ciudad de México

La Coordinación Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación informó que a las 20:17 horas inició un incremento en la actividad del Volcán de Fuego de Colima, con una emisión constante de ceniza y flujos de material incandescente durante 45 minutos y una altura aproximada de 4 mil metros, con alto contenido de ceniza.

Por ellos se evacuó preventivamente a residentes de la comunidad de La Yerbabuena, municipio de Comala, que serán alojadas temporalmente en la comunidad de la Becerrera del mismo municipio, en donde ya se ubica una brigada de la Secretaría de Salud.

Asimismo, informó que mantiene permanente comunicación con personal de la Secretaría de la Defensa Nacional, con la finalidad de disponer de efectivos para una eventual evacuación de mayor magnitud, en caso de ser necesario.

Además, se habilitará un refugio temporal en la Escuela Vasco de Quiroga en la cabecera municipal.

Hasta las 21:30 horas se registró caída de ceniza en las comunidades de La Yerbabuena, La Becerrera, San Antonio, Carrizalillo, El Naranjal, Nuevo Naranjal y Suchitlán de Colima. Como una medida de autoprotección, algunas poblaciones cercanas al volcán pertenecientes a los estados de Colima y Jalisco han dejado sus hogares.

Protección Civil recomendó respetar la distancia de exclusión a todo tipo de actividad a 5 kilómetros del cráter evitando la presencia en barrancas cercanas al volcán, al igual que respetar un rango de 14 kilómetros a la circulación vehicular.

Durante la noche del jueves y la madrugada del viernes se registró expulsión de incandescencia arrojada sobre los costados del volcán durante cinco horas, pero se informó que la explosividad es tres niveles abajo de la histórica máxima del volcán, ocurrida el 6 de junio de 2005.