Urge iglesia católica esclarecer crímenes en Guerrero

El arzobispo Carlos Garfias Merlos reprochó el homicidio del sacerdote Gregorio López Gorostieta y llamó a las autoridades a esclarecer los crímenes en la entidad.

Acapulco

Debido a la oleada de violencia y asesinatos de sacerdotes de la iglesia en el estado de Guerrero, la iglesia católica alzó la voz para gritar "¡ya basta!", al tiempo que hizo un llamado urgente a las autoridades judiciales para esclarecer los crímenes violentos en la entidad.

En conferencia de prensa en la catedral de "Nuestra Señora de la Soledad" en Acapulco, el arzobispo Carlos Garfias Merlos reprochó el crimen de padre Gregorio López Gorostieta, en Ciudad Altamirano.

"La Arquidiócesis de Acapulco se une al grito de denuncia y exigencia de un ¡basta ya!, no queremos hechos que como estos se repitan, no queremos que se siga dando situaciones que tanto han lastimado y lacerado a cientos de familias a lo largo y ancho del territorio nacional.

"Exigimos y urgimos a las autoridades el esclarecimiento de este y de tantos casos más de víctimas de la violencia que tanto dolor e indignación han provocado a los guerrerenses", reprochó.

Acerca de las diligencias que realiza la Fiscalía General de Guerrero y la Seido, el arzobispo de Acapulco expresó que desconoce cuáles son las líneas de investigación o el móvil del crimen del sacerdote Gregorio López.

López Gorostieta se desempeñaba como formador del Seminario Mayor "La Anunciación", en el municipio de Pungarabato, en la región de la Tierra Caliente, donde fue secuestrado hace ocho días y 72 horas después, justamente el 25 de diciembre, su cuerpo fue encontrado sin vida y con un disparo en la cabeza.