Albergan a 120 desplazados por la violencia en Chilpancingo

El gobierno de Guerrero se compromete a investigar las amenazas que los sacaron de sus pueblos. 

Chilpancingo

El gobierno de Guerrero se comprometió a investigar la causa por la que más de 250 personas abandonaron completamente los pueblos de Santa María Cruz y El Barroso, ubicados en la sierra de San Miguel Totolapan y que permanecen albergados en una primaria de Chilpancingo.

La noche del lunes, el secretario general de Gobierno, Jesús Martínez Garnelo se reunió con Eduardo Macedo y Cuauhtémoc Rojas, comisarios de las comunidades antes mencionadas.

El funcionario ratificó el compromiso del gobierno estatal para auxiliar a toda la población que se encuentre en condiciones de vulnerabilidad ante un ambiente de inseguridad.

Estableció el compromiso de que la administración estatal investigará y analizará la situación que padeciendo las comunidades pertenecientes a San Miguel Totolapan.

Martínez Garnelo anticipó que de encontrar elementos, se iniciarán las indagatorias correspondientes.

En la mesa de diálogo, ambos comisarios informaron que abandonaron sus pueblos por amenazas, aunque no precisaron a quien fueron dirigidas ni que tipo de amagues recibieron.

Sin embargo los pobladores  dejaron sus hogares el 5 de junio y se desplazaron hacia la cabecera municipal de Ajuchitlán del Progreso, luego avanzaron hasta Iguala y la mañana del lunes  llegaron a Chilpancingo.

Del Barroso y Santa María salieron 250, pero a la capital de Guerrero llegaron solamente 120 personas, entre adultos mayores, jóvenes y niños.

Con la presencia de personal de la Comisión Estatal de Defensa de los Derechos Humanos (Coddehum), el secretario de gobierno giró instrucciones para que de manera inmediata se les dotara de alimentos y cobijo, hasta en tanto se define su situación.

El comisario de Santa María confirmó que por indicaciones del gobierno estatal fueron llevados a una escuela primaria que se habilitó como albergue, pero aclaró que no su permanencia en dicho lugar será transitoria, hasta en tanto se defina un albergue definitivo para ellos.