Aumenta violencia intrafamiliar en Oaxaca

La Secretaría de Seguridad Pública del estado sorprendió en flagrancia a 150 golpeadores de mujeres, los cuales lograron salir tras pagar una fianza.
Golpes son una forma de violencia
Las mujeres de la capital oaxaqueña son las más golpeadas (Archivo) (Milenio)

Oaxaca

En Oaxaca en cuatro de cada 10 domicilios ubicados en la capital oaxaqueña y su zona conurbada se reporta una agresión física contra una mujer y solo en 35 por ciento de los casos se denuncia, reportó un informe emitido por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJ).

La Subprocuraduría de Violencia contra la Mujer por condición de Género, reportó que en los últimos 3 años se han integrado solo un total de 5 mil 468 averiguaciones previas, de los cuales solo un 40 por ciento se han logrado consignar.

En cuanto a los delitos por violencia sexual, la misma fiscalía ha integrado un total de 2 mil 382 casos, de los cuales solo un 36 por ciento han logrado ser consignados.

Mientras que por el número oficial de feminicidios se reporta un total 338 asesinatos, 268 reportados en los primeros 3 meses de este año, de los cuales se han logrado consignar el 20 por ciento de los casos, el 65 por ciento de los responsables en los crímenes eran las parejas sentimentales de las víctimas.

Por su parte un informe del grupo de reacción inmediata del mando único dentro de la Secretaria de Seguridad Pública (SSPO), reportó que en los últimos 7 meses ha logrado la captura infraganti de 150 golpeadores de mujeres, entre ellos  el ex líder appista Zenen Bravo, el actual Auditor Superior del Estado (ASE) Carlos Altamirano Toledo y recientemente el ex rector de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) Rafael Torres Valdez.

Los referidos implicados a pesar de haber sido detenidos infraganti golpeando a sus cónyuges, lograron ser liberados tras depositar el pago de una fianza.

En tanto Ignacio Villalobos director del Centro de Inteligencia de la Secretaría de Seguridad Pública, aceptó que en Oaxaca la violencia intrafamiliar se dispara cuando hay competencias deportivas trasmitidas por la televisión.

De acuerdo con sus estadísticas entre diciembre del 2013 y la primera quincena de marzo del 2014 se reportaron un total de  mil  casos en la zona de los Valles Centrales, ello en base al diagnóstico  que realiza el organismo.

Menciono que una gran parte de los agresores desata su frustración con su pareja cuando pierde su equipo de futbol.

Reportó que tan solo en la Ciudad de Oaxaca, el número de emergencias 066 ha brindado auxilio a un total de 190 denuncias por violencia intrafamiliar.

Explica que es la zona del centro histórico  donde mayores intervenciones policiacas se realizaron. Se detectaron 19 casos, siguiendo la Colonia Volcanes donde hubo un total de 22 denuncias y la agencia de Pueblo Nuevo donde se identificaron.

En orden de incidencia continúan la colonia Universidad y Siete Regiones, Reforma y Jardín con 11 casos cada una.

Los sitios donde se detectaron el menos número de agresiones conyugales son las colonias Santa María, Cuauhtémoc y Lindavista con 7 casos cada una.

Otras zonas con alta incidencia de delitos contra la pareja conyugal fueron las zonas del Istmo de Tehuantepec y la Cuenca del Papaloapan, que también reportaron una alta incidencia de casos.

De acuerdo con el informe elaborado por el organismo Consorcio parlamentario para la Equidad de género Oaxaca ocupaba el lugar número 3 por el número de asesinatos contra mujeres.

Se estableces según el reporte que en la entidad se identificaron  asesinatos de mujeres que sufrían de violencia intrafamiliar167, de los cuales solo un 3 por ciento de los casos se ha consignado.

POLICIAS CAZA GOLPEADORES

En el municipio de Santa Lucia del camino, el regidor de Seguridad Pública Damián Cortez, anunció que se activó una policía casa golpeadores de mujeres para reducir a cero la incidencia de violencia intrafamiliar.

En tanto el Procurador General de Justicia Héctor Joaquín Carrillo, dio a conocer que se activó el protocolo mujer segura, para ir a la caza de los golpeadores de mujeres con apoyo de un grupo de reacción.