Ejército y policía retomarán vigilancia en planteles de Acapulco

La tarde del lunes, tras confirmarse que los planteles decidieron no trabajar, personal de la Policía del Estado y del Ejército Mexicano se presentaron en la zona.

Acapulco

Personal del Ejército Mexicano y de la Policía del Estado acudieron a las instalaciones del CECATI 41, CBTIS 14 y CETIS 41 del puerto de Acapulco, en donde la jornada del lunes más de  2 mil estudiantes se quedaron sin clases por la recepción de varias amenazas de extorsión.

José Félix Gama Contreras, director del  CECATI número 41, ubicado en el rumbo de Pie de la Cuesta, señaló que ante las llamadas de extorsión que se recibieron en el cierre de la semana pasada, los 50 trabajadores académicos, administrativos y de intendencia decidieron cerrar el plantel, con la intención de evitar que las advertencias se hicieran efectivas.

La misma determinación se asumió en el CBTIS 14 y el CTIS 41, entre otras cosas, porque desde el arranque del presente año cesaron los rondines que realizaban en la zona el Ejército Mexicano y la Gendarmería Nacional, lo que sucedía hasta los últimos días de 2015.

“Ante el relajamiento de la vigilancia, hemos visto que han subido gente armada en vehículos particulares, lo que motivó que se suspendieran las labores, para evitar que haya algún tipo de agresión”, destacó.

Explicó que en las llamadas telefónicas que se incrementaron en días pasados, los supuestos integrantes del crimen organizado solicitan la aportación de cantidades importantes de dinero, a cambio de no secuestrar estudiantes ni trabajadores.

En el caso del CECATI 41, refirió que ya hubo el intento del secuestro de un profesor, al que se le despojó de su camioneta pero no se le privó de la libertad.

La tarde del lunes, tras confirmarse que los planteles decidieron no trabajar, personal de la Policía del Estado y del Ejército Mexicano se presentaron en la zona, para anunciar que retomarían sus recorridos de vigilancia.

Manifestó que entre las tres escuelas hay más de 2 mil estudiantes que se quedaron sin clases la jornada del lunes y martes, por lo que será hasta el miércoles 6 de marzo, si se regularizan las actividades cuando las actividades se regularicen plenamente, siempre y cuando haya garantías de seguridad.