Mi caso fue guardado en un cajón: víctima de pederastia

A los 19 años Eric Hernández se reunió por primera vez con el arzobispo de Autlán para entregarle una carta sobre los abusos sufridos por el sacerdote Horacio López.

Ciudad de México

El arzobispo de Autlán, Gonzalo Galván Castillo, ignoró en 2008 la carta que le entregué para denunciar los abusos sexuales del padre Horacio López, denunció Eric Hernández.

“No me quería ver involucrado en cuestiones legales, fuimos directamente con el obispo. Se supone que se iba hacer algo sin llegar a lo legal. Sin embargo, tal parce que el arzobispo y el cardenal lo guardaron en un cajón. No existe un historial de lo sucedido. Ahora ya hay muchas cosas en cuestión legal”, sostuvo.

El miedo y la vergüenza hicieron hablar a Eric sobre los abusos de que fue víctima del sacerdote Horacio López cuando pertenecía al coro de la iglesia en Autlán.

“Tardé en hablar porque me daba vergüenza, tenía miedo de lo que me podría suceder. Mis padres se dieron cuenta que algo me estaba sucediendo, me estaba hundiendo muy feo hasta que ellos me encaran y hablo de todo lo sucedido, tenía ya 19 años”, dijo en entrevista con Milenio Televisión.

Eric dijo que hasta el momento no se ha presentado otro caso de abuso de este sacerdote “es triste que nadie se anime hablar del tema, por miedo o vergüenza”.

Sobre el paradero del sacerdote Horacio López, señaló que lo habían ubicado en  Silao, Guanajuato, y que no ha sido dado de baja de la diócesis de Autlán.