Caravana de migrantes parte de Oaxaca hacia el DF

Cientos de indocumentados centroamericanos detuvieron su paso en inmediaciones del municipio de El Espinal para evitar represión de las fuerzas federales. 

Oaxaca

La caravana de migrantes que se encontraban refugiados en el albergue "Hermanos del Camino" del municipio de Ciudad Ixtepec, que avanzaba con rumbo al Distrito Federal, detuvo su trayecto en inmediaciones del municipio de El Espinal para evitar la represión de las fuerzas federales.

Los indocumentados encabezados por el sacerdote Alejandro Solalinde y el cura de la Casa Hogar del Migrante de Chipas, Heyman Vásquez, habían avanzado a pie varios kilómetros resguardados por un cordón humano construido por activistas y defensores de derechos humanos, desafiando el cerco policial instalado por las fuerzas federales en la zona que ha amagado con realizar detenciones masivas de migrantes.

Sin embargo, optaron por detener su avance, para descansar en el templo del municipio de El Espinal.

El sacerdote Alejandro Solalinde, dijo que no le intimida lo que pueda hacer la policía federal en contra de la marcha caravana ya que se estaría criminalizando una protesta social para demandar el paso libre de los migrantes por el territorio nacional y exigir un alto a las violaciones de derechos humanos cometidas en México, además de cuestionar los alcances del programa "Frontera Sur".

En tanto el defensor de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) Arturo Peimbert Calvo, afirmó que en una labor de acompañamiento a la marcha caravana de los migrantes, medio para detener su avance en lo que se garantiza las condiciones adecuadas de libre tránsito.

El Ombudsman estatal, indicó apelo a la actuación del Instituto Nacional de Migración (INM) para que en un animo humanitario se garantice el libre tránsito de la caravana por Oaxaca sin caer en ninguna acción represiva.

"El país tiene que demostrar su vocación de respeto a los derechos humanos, salvaguardando la integridad física de los migrantes y su libre tránsito por el territorio nacional".

En tanto el Comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM), Ardelio Vargas Fosado, dejó claro que el operativo instalado con retenes y puesto de control y revisión en la zona Istmo de Tehuantepec no es un capricho, sino una acción instrumentada apegada a la ley para impedir el tránsito a los extranjeros que no cuenten con documentos por territorio nacional.

Precisó que la fuerza federal hará cumplir la ley en las carreteras, lejos del albergue, sin ir a buscar a los migrantes hasta el refugio o deteniéndolos mientras realizan sus actividades, como la marcha caravana que se desarrolla.

En el grupo de migrantes viajan en el éxodo extranjeros de Honduras, El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Cuba, entre los que van 35 niños y 34 mujeres., junto con ellos viajan Perseo García Quiroz de Amnistía Internacional, así como representantes de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y de las Brigadas Internacionales de Paz que participaron de cordón humano protegido el paso de la caravana.