Se reduce 40% población de vaquitas marinas, solo quedan 60

A pesar de los esfuerzos del gobierno federal, la vaquita marina está más cerca de su extinción, ya que solo quedan alrededor de 60 ejemplares.
El cetáceo en peligro de extinción habita en el Golfo de California.
El cetáceo en peligro de extinción habita en el Golfo de California. (Especial)

Ciudad de México

A pesar de los esfuerzos del gobierno federal, la vaquita marina está más cerca de su extinción, ya que solo quedan alrededor de 60 ejemplares, lo que representa una pérdida de 40 por ciento en un año, según los reportes que dio a conocer la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales en coordinación con el Comité internacional para la Recuperación de la Vaquita.

En 2014 sobrevivían 97 vaquitas, lo que representa una pérdida de 40 por ciento en comparación con el último censo realizado a finales de 2015. Sin embargo, la organización ambientalista WWF México, estima que tan solo en los primeros 4 meses de este año se perdió un 20 por ciento más.

“Prácticamente se perdió un año en los esfuerzos para salvar a la vaquita. Las 60 vaquitas que CIRVA estima que sobrevivían en diciembre probablemente se redujeron 20% más debido a que fueron atrapadas y se ahogaron en la pesca descontrolada de la totoaba entre enero y abril de 2016”, dijo Omar Vidal, director General del Fondo Mundial para la Naturaleza en México.

La vaquita Marina solo existe en México, en la parte más norteña del alto Golfo de California. Se trata del cetáceo (grupo que incluye a las ballenas, delfines y marsopas) más pequeño que existe y el mamífero marino más amenazado del planeta, porque muere incidentalmente en las redes agalleras para captura de camarón y peces como curvinas, macarelas, mantarrayas, tiburones, robalos y totoabas, destacó la organización.

Como parte de la estrategia, la Semarnat y el Cirva coordinaron un estudio de población de vaquita que se llevó a cabo de septiembre a diciembre del 2015 a bordo del buque Ocean Starr, en el que participaron científicos e investigadores de de la Administración Nacional Oceanográfica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), en colaboración con el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) y la Comisión Nacional para el Uso y Conocimiento de la Biodiversidad (CONABIO), dichos resultados estiman "el tamaño de la población en alrededor de 60 vaquitas en el Alto Golfo de California".

La población se redujo drásticamente, a pesar de que hace un año  se implementó la Estrategia Integral para la Recuperación de la Vaquita Marina por instrucciones del presidente  Enrique Peña Nieto, que consistió en ampliar el polígono de protección en el Alto Golfo de California, que pasó de 126 mil a 1 millón 300 mil hectáreas para garantizar la cobertura del área de distribución de la especie.

También se suspendió  por dos años la pesca comercial mediante el uso de redes de enmalle, cimbras y palangres operadas con embarcaciones menores en el norte del Golfo de California; medidas de compensación económica a los pescadores de la región y fortalecimiento en materia de inspección y vigilancia.

En ese sentido, el titular de la Semarnat, Rafael Pacchiano,  destacó la necesidad de fortalecer las medidas de protección y no bajar la guardia en ningún momento. Lamentó el hallazgo de tres vaquitas muertas y exhortó a las comunidades a sumarse a este esfuerzo y denunciar cualquier actividad ilegal que se lleve a cabo en la zona.

Dijo que la autoridad federal está convencida de que la estrategia contribuirá a la conservación de la especie y a evitar su extinción, por ello se trabaja de manera coordinada y comprometida para impedir la pesca ilegal de totoaba en la zona de resguardo, además de combatir el tráfico ilegal de especies marinas protegidas y la presencia  de grupos de la delincuencia organizada relacionados con esta actividad.