• Regístrate
Estás leyendo: "Vagonera" del Metro, entre víctimas del tren
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 19:06 Hoy

"Vagonera" del Metro, entre víctimas del tren

Más de 200 vecinos se reunieron para despedir a los cinco integrantes de la familia Valencia.

Publicidad
Publicidad

Julia Guadalupe se convirtió en madre a los 14 y murió a los 31, junto con tres de sus cuatro hijos y su hermana, debido al descarrilamiento de un vagón de tren que cayó sobre su humilde vivienda, la única con techos de lámina dentro del fraccionamiento Jardines de Casa Nueva, en Ecatepec, Estado de México.

Era madre soltera y trabajaba como vagonera del Metro, dicen las vecinas que la vieron crecer y que lloraron la muerte de los niños.

Leslie, de 17 años, era la más grande; Karla, 11, y Daniel 9. Su tía Jocelyn tenía 22. “Vi crecer a los niños y como vecinas me siento mal, porque toda la vida los conocí.

“Jocelyn casi nunca salía, era ama de casa. Se había dejado del marido hace un mes y solo vino a morir aquí; dejó un niño de año y medio. Karla iba en la secundaria, su mamá era vagonera, nunca les hice el feo a los niños, en eso estoy tranquila”, sollozó Lucía, quien habita en esa colonia desde hace 47 años.

Su casa se encuentra a un lote de la morada afectada, por ello, sus nietos salían a jugar regularmente con los menores que murieron.

“Cuando salía con mi primo a la calle, jugaba con Daniel, Ángel y Karla. Daniel tenía 8 años, iba en tercero de primaria, en la tarde, y como yo iba en la mañana no lo veía en la escuela, solamente jugaba con él y con su hermano más grande, que fue el que sobrevivió (...) La última vez que nos vimos jugamos media hora y después nos metimos. Al siguiente día, en la mañana, me estaba preparando para ir a la escuela y ocurrió el desastre”, recuerda Owen, de 11 años.

Por la mañana, más de 200 vecinos se reunieron para despedir a los cinco integrantes de la familia Valencia. Enmedio de la calle, bajo una carpa blanca donde velaron los cuerpos, celebraron una misa antes de que el cortejo fúnebre trasladara los restos al panteón Mausoleos de San Cristóbal, donde fueron sepultados.

Mientras la mayoría de los vecinos de la calle Manzanillo se encontraba ausente, personal de Ferrovalle inició los trabajos de preparación de las vías para retirar el furgón, es decir, con la ayuda de retroexcavadoras rellenaron la vía de grava; posteriormente arribó una grúa y desalojaron a los habitantes de seis viviendas cercanas al sitio del siniestro.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.