Identifican bacteria que afectó a niños vacunados en Chiapas

El IMSS informó que se trata de estafilococo hominis, la cual se encuentra en la piel de las personas y provino de una sola fuente de contaminación.

Ciudad de México

La muerte de los dos recién nacidos y la hospitalización de 29 bebés en la comunidad de La Pimienta, en Chiapas se debió a la bacteria estafilococo hominis, la cual se encuentra en la piel de las personas, informó el Instituto Mexicano del Seguro.

En conferencia de prensa, Javier Dávila, director de Prestaciones Médicas del organismo, dijo que la contaminación ocurrió durante el procedimiento de manejo y aplicación de la vacuna contra la Hepatitis B.

Explicó que en la segunda etapa de la investigación se identificó la bacteria del estafailococo hominis, con lo que se descarta la posibilidad de otras bacterias de tipo intestinal o respiratorio.

"El estafilococo hominis aislado en todos los pacientes fue el mismo, es decir que la bacteria provino de una sola fuente de contaminación".

"De los niños que lamentablemente fallecieron, se obtuvieron muestras pulmonares y de sangre que determinaron la presencia del mismo género de esta bacteria, pero los niveles de síntomas fueron distintos en cada menor", subrayó.

El funcionario del IMSS expresó que la causa de contaminación podría deberse a causas tan sencillas como no haberse lavado las manos.

Agregó que se atenderán los compromisos legales con los familiares de los bebés fallecidos y afectados por esta situación.

Dávila mencionó que en cada Semana Nacional de Salud se aplican en promedio 30 millones de vacunas sin que haya problemas graves de reacciones, lo cual demuestra su seguridad.

En la víspera de la Segunda Semana Nacional de Salud, confió en que los padres de familia llevarán a sus hijos a vacunar, y aseguró que se han tomado medidas para reforzar la higiene entre los 20 mi aplicadores de los biológicos.

Acerca de los niños hospitalizados, informó que 27 de ellos han sido dados de alta y están en buen estado de salud, mientras que solo dos continúan recibiendo atención médica, pero están estables.

El 9 de mayo se dio a conocer que 31 menores habían tenido problemas de salud luego de haber sido vacunados, de los cuales dos fallecieron, y ahora se sabe que las vacunas estaban en perfecto estado y que la causa del problema fue una contaminación externa.

El biológico en común que se les aplicó a los bebés fue el de la Hepatitis B, y de la primera fase de la investigación se supo que las vacunas estaban en buen estado, y no eran la causa del daño a su salud.