• Regístrate
Estás leyendo: Urgen panistas al GDF a indemnizar a afectados por L12
Comparte esta noticia

Urgen panistas al GDF a indemnizar a afectados por L12

El diputado federal Jorge Sotomayor, acompañado de representantes vecinales, pidió a las autoridades el pago por los daños ocasionados en la construcción de la Línea Dorada.

Publicidad
Publicidad

El legislador panista Jorge Sotomayor emplazó al Gobierno del Distrito Federal a pagar las indemnizaciones correspondientes a los propietarios de los inmuebles dañados por la construcción de la Línea 12 del Metro en 47 colonias de las delegaciones Benito Juárez, Coyoacán, Iztapalapa y Tláhuac.

De acuerdo con la información oficial obtenida por Sotomayor, 854 residentes habían manifestado hasta abril pasado diversos daños en sus predios, mientras la autoridad reconocía para entonces 374 viviendas dañadas y declaraba daños no procedentes en 195 más.

Acompañado por líderes vecinales de las delegaciones referidas, el diputado federal del PAN denunció que la población afectada lleva al menos dos años a la espera de una respuesta del gobierno capitalino.

El secretario de la comisión especial encargada de dar seguimiento a los recursos federales destinados a la Línea 12 del Metro recordó que la administración local etiquetó casi mil millones de pesos para expropiaciones e indemnizaciones por daños, pero hasta ahora no se ha ejercido dicho presupuesto.

Afirmó que un gran número de viviendas se encuentran fracturadas en sus cimientos y registran movimientos vibratorios debido al paso de los convoyes del Metro e, incluso, sufren inundaciones de aguas negras por la mala reconexión del drenaje tras las obras.

A su vez, el diputado local panista César González pidió a las autoridades correspondientes dar prioridad al resarcimiento de los daños a los vecinos de las colonias afectadas por la construcción de la llamada Línea Dorada.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.