• Regístrate
Estás leyendo: Reforestación: trabajo en equipo
Comparte esta noticia

Reforestación: trabajo en equipo

Reportaje

En el Día Mundial del Medio Ambiente, tres investigadoras abordan a fondo el tema relacionado con el beneficio que brindan los árboles y la falta que hacen en la región.
Publicidad
Publicidad

Los recienes días de calor extremo aunado a la escasez de agua son temas que retoman relevancia entre la sociedad lagunera.

Temperaturas que rompen su máximo histórico que inclusive son consideradas para emitir una declaratoria de emergencia, debe enviar un mensaje emergente, para generar conciencia.

En el marco del 5 de junio, declarado Día Mundial del Medio Ambiente, tres mujeres investigadoras, expertas en el campo ambiental y luchadoras sociales, abordan a fondo el tema relacionado con el beneficio que brindan los árboles al medio ambiente y la necesidad de hacer campañas de reforestación.

Amorita Salas Westphal, catedrática de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Juárez del Estado de Durango y punto focal de la Carta de la Tierra en La Laguna de Durango, señaló que en el caso de Lerdo, el problema no es la falta de árboles como se presenta en Gómez Palacio y Torreón, sino la carencia de especies nativas, que sean aptas para las condiciones climáticas de una región arropada por el Desierto Chihuahuense.

Incluso su sobrenombre como “Ciudad Jardín”, está lejos de ser la realidad del paisaje natural de un desierto, pues aunque sea poco agradable a la vista, las especies nativas garantizan las mejores condiciones climáticas en la Región Lagunera, así como la conservación del agua.

Como ex directora de Medio Ambiente en Lerdo, dijo que de continuar con especies que no son adecuadas para la región, representará un alto costo ambiental e hídrico.

Destacó que en la medida en que la gente haga conciencia sobre los beneficios que brindan los árboles, habrá mayor responsabilidad de cuidar y protegerlos. 

“El gobierno debe implementar un programa emergente o hacerlo por su iniciativa como obligación para los ciudadanos para incrementar la cantidad de árboles”, expresó.

La experta señaló que durante todo el año se puede plantar, sin embargo hay que considerar algunas medidas para lograr su crecimiento, como hacer la actividad entre la mañana y tarde, cavar un pozo profundo, de preferencia humedecido dos días previos, evitar su cercanía a otro árbol, y regarlo una vez que culmine con su plantación.

Reforestación, trabajo en equipo

Para Martha Robles, representante de la agrupación ecológica 'Mi Árbol y yo', es lamentable que la falta de árboles también sea a consecuencia de evitar la responsabilidad de cuidarlos o mantenerlos en mejores condiciones.

Todos los sectores sociales tienen la responsabilidad de implementar acciones encaminadas a mejorar las condiciones del medio ambiente, en ese sentido Minerva Bocanegra encargada de la Ingeniería Ambiental del Instituto Superior del Tecnológico de Lerdo (ISTL).

Dijo que su trabajo se enfoca a implementar acciones y actividades para la conservación del medio ambiente y crear cultura ecológica, además de crear un equipo entre sociedad, empresas y gobierno.

Para Minerva Bocanegra, también las acciones encaminadas a la conservación del medio ambiente, deben estar acordes a las necesidades del ecosistema y las condiciones climáticas en que vivimos. 

Ante esto llamó al sector público, privado, educativo, a participar para generar ese equilibrio que conduzca a la sustentabilidad y conservación ambiental.

Recomendaciones

Amorita Salas emitió algunos consejos a la ciudadanía encaminadas a mejorar el proceso de adaptación a la crisis climática.

1) Trabajar conjuntamente ciudadanía y autoridades para cambiar la imagen de Lerdo para que en lugar de "ciudad jardín", se conozca como "Ciudad sustentable".

2) Convertir la mayor cantidad de áreas verdes, en áreas cafés (con zacate chino de poca demanda de agua, y con mucho arbolado nativo, o de poca demanda de agua, pero no invasor, además especies que den sombra).

3) Tener precaución con especies como el mezquite chileno, que es sumamente agresivo en su propagación y se desconoce el daño que pueda llegar a causar al ecosistema.

4) Sembrar únicamente los árboles que se pueden cuidar hasta que se establezcan (o prendan), crezcan y se mantengan vivos, pues de nada sirve sembrar muchos y que no haya agua ni tiempo para cuidarlos

5) Permitir que el suelo desnudo se cubra de hierbas y pastos nativos o conocidos como pioneros, para evitar que se levante tierra con los aires y tolvaneras. 

6) Colaborar con donaciones en especie y/o realizar voluntariado, en proyectos de conservación regionales, principalmente en las áreas naturales protegidas: Parque Estatal Cañón de Fernández, Reserva Municipal Sierra y Cañón de Jimulco, Reserva de la Biosfera Mapimí.

7) Cuidar y ayudar a mantener limpios los parques públicos y áreas silvestres (cuando va de día de campo o campamento).



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.