• Regístrate
Estás leyendo: Unicef instala espacios amigables en Juchitán e Ixtaltepec
Comparte esta noticia
Miércoles , 17.10.2018 / 07:07 Hoy

Unicef instala espacios amigables en Juchitán e Ixtaltepec

Christian Skoog, representante de organismo internacional en México, dijo que el propósito de estas áreas es que los niños tengan un lugar que les ofrezca seguridad física, emocional.

 


Publicidad
Publicidad

Activistas de UNICEF instalaron espacios amigables en la zona de desastre de Juchitán e Ixtaltepec para atender a un millón de niños y niñas, originarios de comunidades y pueblos que fueron declarados en emergencia y reubicados en refugios, luego del sismo del pasado 7 de septiembre que dejó un saldo de 78 víctimas fatales y 800 mil damnificados, en 41 municipios de la región del Istmo de Tehuantepec.

La iniciativa obedece a un plan de respuesta de UNICEF en los estados afectados en Oaxaca y Chiapas que requirió de una inversión de 1.2 millones de dólares.

Christian Skoog, representante de UNICEF en México dijo que el organismo comienza su programa de instalación de centros amigables para la infancia, como parte de una serie de acciones para apoyar el pronto retorno a la normalidad de los niños y niñas afectados por el sismo en Oaxaca y Chiapas.

Estas acciones son en respuesta a las conclusiones de la visita de evaluación que los equipos técnicos de este organismo internacional realizaron a las zonas más afectadas por el terremoto del 7 de septiembre.

El agente internacional de cooperación para el desarrollo destacó que estos primeros espacios amigables para la infancia en Juchitán e Ixtaltepec marcan el inicio de la respuesta de UNICEF a favor de las niñas y niños que resultaron afectados por el sismo, quienes tienen una urgente necesidad de contar con un lugar que les ofrezca seguridad física y emocional, y facilite su retorno a la normalidad tras este traumático evento".

Comentó que la visita de evaluación, realizada inmediatamente después del sismo por equipos técnicos de UNICEF a Pijijiapan, Tonalá, San Cristóbal y Juchitán, entre otros municipios dañados, permitió identificar la urgente necesidad de tomar medidas para salvaguardar el bienestar tanto físico como emocional de la infancia afectada.

Por ello, UNICEF desarrolló, por lo tanto, un plan de respuesta de apoyo psico-emocional, la creación de espacios amigables para la infancia en albergues o campamentos, y mecanismos de retorno a la normalidad a través del regreso a clases (por medio de aulas móviles de ser necesario).

Agregó que también está trabajando en el mejoramiento de las condiciones de higiene para evitar la propagación de enfermedades gastrointestinales.

"Para la atención inmediata, UNICEF está ayudando a familias afectadas con insumos básicos como gel antibacterial, pañales, toallitas húmedas, papel higiénico y toallas sanitarias, con el fin de prevenir enfermedades gastrointestinales que suelen presentarse en este tipo de emergencias.

"Sin embargo es importante recordar que el proceso de recuperación de niños, niñas y adolescentes en situaciones como ésta comprende también un importante aspecto emocional, para lo cual UNICEF apoyará con especialistas en la materia", señaló Skoog.

MMR

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.