Despiden a candidato del PRI asesinado en Chilapa

Familiares, militantes del PRI y pobladores de esa región le dieron el último adiós a Ulises Fabián; "las balas del odio lo mataron", aseguró la ex alcaldesa del lugar.

Chilapa, Guerrero

Con banderas blancas, aplausos y reclamos de justicia, militantes del PRI y habitantes de Chilapa de Alvarez despidieron los restos de Ulises Fabián Quiroz, el candidato a la presidencia municipal abatido la tarde del viernes 1 de mayo.

Desde las 13:00 horas, el féretro de quien fueracandidato de la coalición integrada por el PRI y el PVEM, salió de la casa de su padre para recorrer las calles, visitó al menos un par de domicilios de la familia y posteriormente sus restos se llvaron a las oficinas del comité municipal del PRI.

Ahí, la ex alcaldesa y candidata a diputada federal, Verónica Muñoz Parra dirigió un discurso en el que habló sobre la forma en que la ventaja que Ulises Fabián adquirió sobre sus oponentes solo en la primera semana de campaña.

“Las balas del odio lo mataron”, dijo Muñoz Parra al recordar que como vecina de Chilapa, tuvo la oportunidad de observar de cerca el desarrollo personal, de vida y político de Ulises Fabián.

“Varias veces me acompañó a recorrer varias comunidades, en una de ellas una de las líderes naturales nos dijo que tenía miedo de lo que sucedía; pues por la mañana le habían ido a tocar la puerta para amenazarla, le decían que le iría mal si promovía el voto por el PRI”.

Al comité municipal llegó el candidato a la gubernatura, Héctor Astudillo Flores, el senador René Juárez Cisneros y el secretario de la Comisión de Gobierno del Congreso local, Héctor Apreza Patrón.

Ellos observaron como el alcalde de Chilapa, Francisco Javier García lloró ante el féretro de su compañero de partido, amigo y alumno político.

“Ve a buscar otras luchas, sabemos que vas a estar bien y ya al lado de Dios, porque ese es el camino de los hombres buenos”, dijo con voz quebrada el jefe de cabildo.

Acarició la caja de madera fina, mientras sollozando decía “vete bien, nosotros nunca te vamos a olvidar”.

Héctor Astudillo volvió a suspender las actividades programadas para su jornada de campaña, se trasladó a Chilapa para exigir justicia, frente a los militantes del tricolor apuntó: “Las balas de la ambición frenaron sus proyectos”.

Al paso del cortejo, trabajadores del transporte público hicieron sonar el claxon de sus unidades en señal de solidaridad y luto, grupos de motociclistas hacían rugir sus motores para despedir al compañero, porque Ulises Fabián formaba parte de su grupo y era un competidor destacado.

En la catedral se le realizó una misa de cuerpo presente. Después salió con rumbo al panteón de la localidad, en donde se le daría la despedida final.