Ubican a jornaleros ‘desaparecidos’

Los 80 trabajadores agrícolas están en dos ranchos de Ahumada y otros más en Camargo.

Chihuahua

La secretaria de Trabajo y Previsión Social de Chihuahua, Ana Luisa Herrera, informó que fueron ubicados los 80 jornaleros indígenas reportados como desaparecidos.

La funcionaria detalló que 76 de los trabajadores migrantes fueron localizados en los ranchos El Vado y Santa Anita, del municipio de Villa Ahumada, mientras que los otros cuatro están en Camargo.

“Los trabajadores agrícolas no están desaparecidos y nunca lo estuvieron. La naturaleza del trabajo de los jornaleros en esta temporada agrícola, que corre de mayo a noviembre, es trasladarse de un rancho a otro, dependiendo de la demanda laboral de los productores chihuahuenses.

“El gobierno del estado cuenta con información de que los trabajadores rurales se encuentran en el rancho El Vado y en el rancho Santa Anita, en el municipio de Ahumada, donde actualmente plantan cebolla, chile y realizan la limpieza de una huerta”, señaló Herrera.

Asimismo, la funcionaria manifestó que la información fue corroborada con el productor que los contrató, además de que una inspección extraordinaria en el lugar para verificar las condiciones laborales de los jornaleros, cuyos resultados se darán a conocer  cuando concluya la indagatoria.

Según diversos reportes, el enganchador de estos trabajadores pagaba a los jornaleros un sueldo diario de entre 180 y 200 pesos, pero les descontaba hasta 90 pesos por tres comidas al día, y el transporte de ida y vuelta al lugar donde realizaban la pizca de cebolla y chile.

“El gobierno de Chihuahua refrenda su compromiso con los grupos vulnerables y trabaja en la implementación de políticas públicas que mejoren las condiciones laborales de los jornaleros agrícolas”, concluyó.

En estas inspecciones se revisa que existan condiciones dignas para laborar y que no se den casos de trabajo infantil, añadió Herrera.

El presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Chihuahua, José Luis Armendaris, confirmó que no existe ningún indicio de desaparición.

No obstante, aseveró que sí existen intermediarios que ofrecen a los jornaleros en rancherías y les quitan hasta 30 por ciento de su salario, bajo el argumento de que los trasladan de un lugar a otro.

“Todo surgió de una entrevista que le hacen uno de ellos. Él se quedó en Camargo y no le avisaron, y en primera instancia se imaginó que había, desaparecido, pero luego supimos que se encontraban en los municipios de Ojinaga y Villa Ahumada”, dijo el ombudsman estatal.