• Regístrate
Estás leyendo: Uber y usuarios: una historia de enamoramiento y crisis
Comparte esta noticia
Domingo , 27.05.2018 / 05:46 Hoy

Uber y usuarios: una historia de enamoramiento y crisis

La empresa llegó a Guadalajara en julio de 2014 y tras una ríspida batalla por su regulación, que incluyó manifestaciones, no ha concluido el registro de sus autos.


Publicidad
Publicidad

Arturo Ramírez Gallo

La palabra #UBERlove apareció en el comunicado que la plataforma UBER compartió el 4 de julio de 2014 para anunciar que iniciaría el servicio en la ciudad de Guadalajara. Y fue un amor a primera vista entre esta aplicación y los tapatíos que habían utilizado el servicio en otras ciudades, o los Uber secretos o aquellos que querían decir adiós a los taxis.

El romance fue instantáneo. Los usuarios se sintieron comprendidos y admiraban lo que los conductores de Uber hacían por ellos cuando iniciaba el servicio: te abría la puerta, el aire acondicionado lo ajustaba a tu gusto, elegías la música que querías escuchar, te ofrecían agua embotellada y hasta dulces. ¡Eso era amor!

“Si el servicio de Uber nos está ofreciendo comodidad, seguridad y bajos costos, pues yo pienso que nosotros (los clientes) somos los que decidimos, ¿no?”, indicaba una mujer entrevistada a las afueras del Palacio de Gobierno en agosto de 2015; muchos defendían que dicho servicio se quedara.

En el cariño entre usuarios que decidieron utilizar la aplicación y la plataforma Uber había un tercero: los taxistas. Ellos se organizaron para dar a conocer el descontento que les generó la llegada de otro tipo de servicio. Manifestaban que había competencia desleal y las Empresas de Redes de Transporte (ERT) no estaban reguladas.

El 9 de marzo de 2016 se registró un paro de taxistas en el que participaron 8 mil conductores.

Los sitios de color amarillo se estacionaron por diferentes vialidades, entre ellas las del centro histórico de Guadalajara. Los conductores requerían mayor información respecto a la regulación que se planteaba en Jalisco.

La nota publicada al día siguiente en MILENIO JALISCO contaba cómo “desde las 9 horas, los choferes salieron desde distintos puntos de la ciudad para reunirse en diferentes vialidades de la zona centro, con el objetivo de cerrar el paso de los automóviles”.

“El bloqueo duró cuatro horas y aunque dialogaron con diputados sobre este tema, no llegaron a un acuerdo, salvo que revisarán tres puntos: conocer el proyecto íntegro a las modificaciones de la Ley de Movilidad y Transporte, la solicitud para transparentar la lista de socios que conforman las ERT y las iniciativas que impulsan la regulación de esas plataformas”. Esa protesta terminó en un enfrentamiento entre taxistas y locatarios de la Plaza de la Tecnología.

El día fue aprovechado por Uber para enamorar más a los usuarios:

Esa jornada de protesta, la plataforma ofreció dos viajes de regalo a los usuarios de 10:00 a las 19:00 horas.

En la relación Uber-usuarios se dio el compañerismo y se minimizó el conflicto de los taxistas.

Tras seis meses de discusión y una sesión que se alargó hasta 34 horas, el Congreso del Estado aprobó por unanimidad las modificaciones a la Ley de Movilidad para regular a las ERT, como Uber, Cabify, Easy Taxi y otras.

Algunos de los puntos incluidos en la reforma son: los usuarios pueden decidir la forma de pago, este puede ser efectivo o electrónico; la tarifa dinámica continúa; las ERT pueden brindar servicio en cualquier sitio siempre y cuando se solicite a través de la aplicación.

Pero no pueden hacer sitios o dar servicio directo en la vía pública.

No se limita que puedan otorgar servicio en todo el estado de Jalisco, sin embargo, por la capacidad que tenga la Secretaría de Movilidad para el registro se dará preferencia en primer instancia al Área Metropolitana de Guadalajara. Las ETR deberán de registrarse ante la Secretaría de Movilidad, pero no se limitará el número de automóviles y será la demanda del servicio la que marque el crecimiento.

En ese momento también explicó el diputado Alejandro Hermosillo, presidente en ese entonces del Poder Legislativo: “Las Empresas de Redes de Transporte como empresas deben de registrarse ante la Secretaría de Movilidad y cumplir una serie de requisitos más bien de identificación y de constitución de sus propias sociedades mercantiles.

Los vehículos deberán de hacer un registro también que deberá de autorizar la Secretaría de Movilidad cuyas retracciones simplemente van enfocadas a que cumplan los requisitos de Ley, identificaciones, licencias”.

Cada empresa deberá pagar 35 mil pesos al registrarse, mientras que cada vehículo tendrá que realizar un pago de mil 600 pesos anuales y se va a firmar un convenio para que las ERT paguen 1.5 por ciento de cada viaje realizado.

La actualidad

Han pasado dos años de la aprobación de las reformas a la ley y poco ha avanzado la regulación.

Las relaciones de Uber con el gobierno del estado se partió: en mayo de 2017, la empresa obtuvo una suspensión definitiva con respecto a disposiciones de la Ley de Movilidad y Transporte del Estado de Jalisco. Esto originó que el servicio no podría ser detenido y el registro ante la Secretaría de Movilidad no se daría. La empresa Uber se extendió en Jalisco, a partir de junio de 2017 comenzó a operar en Puerto Vallarta a pesar de las protestas y agresiones de parte de los taxistas tradicionales del destino turístico. Fue hasta el mes de octubre cuando la compañía internacional se desistió del amparo.

Lo estipulado en la Ley de Movilidad desde marzo de 2016 apenas comenzó a caminar. Se inició el proceso para obtener el registro por parte de la Secretaría de Movilidad, esto ocurrió en diciembre del año pasado.

Apenas, a inicios de este mes de abril, la Secretaría de Planeación, Administración y Finanzas (Sepaf) recibió 55 millones de pesos por parte de Uber por el 1.5 por ciento por cada uno de los viajes realizados en 2017. Ahora se está en proceso del registro de los autos que, ahora se sabe, son más de 30 mil en Jalisco.

El enamoramiento entre los que utilizan Uber y la plataforma ha llegado un punto de desencanto.

Los usuarios se quejan constantemente en redes sociales y en reuniones sociales, del cómo ha bajado la calidad del servicio. Los conductores ya no abren la puerta, no ofrecen agua embotellada, no usan el aire acondicionado y ponen la música a su gusto. Las quejas son constantes. Incluso, se han registrado alrededor de 15 denuncias en contra de conductores de Uber por agresiones sexuales en el estado de Jalisco.

Otro problema es que se han multiplicado las trampas para hacer cobros por viajes inexistentes: demoras injustificadas en el arribo para que el usuario cancele y se le cobre la penalización; los rodeos en las rutas; conductores distintos que llegan por el usuario o unidades que no cumplen con los requisitos de limpieza, entre los más comunes, a lo que se sumó el reciente aumento a las tarifas en Guadalajara.

Por su parte, los socios conductores también han manifestado quejas en el comportamiento de algunos usuarios. En Jalisco ya se ha registrado diversos asesinatos de las choferes. Hay diversos casos que se han dado a conocer ante la opinión pública. En marzo de 2016 desapareció Moisés Ruiz Balvaneda, quien trabajaba como conductor. En marzo de este año fue asesinado un conductor en la colonia La Perla en lo que se presume era un intento de robo.

Ahora existe una inseguridad para usuarios y conductores de Uber. Incluso ya hay fricción y parece haber intentos de la empresa por subsanar los señalamientos.

Algunos decidieron alejarse de este tipo de servicio, otros continúan y tienen como primera opción a esta plataforma.

ORDENARÁN Y APRETARÁN EL REGISTRO DE AUTOS

Ante el bajo porcentaje de registro de conductores de Uber en la Secretaría de Movilidad (Semov), pues sólo se han apuntado poco más de mil de los 33 mil autos que operan en Jalisco, la dependencia estatal y la Empresa de Redes de Transportes (ERT), plantean un mecanismo de registro para que no haya saturación en las oficinas ubicadas en Calle 2.

Se contempla que por día se atiendan entre 50 y 60 vehículos diarios a través de citas.

Actualmente está en curso una prórroga para llevar a cabo el registro.

Ante la disposición que la Semov observa en la empresa Uber, no se descarta que los tiempos se puedan ampliar para terminar con que este punto incluido en la Ley de Movilidad.

El registro contempla una revisión documental que es “muy sencilla, son muy pocos documentos y lo mecánico, lo físico del vehículo es validar más que nada el número de serie y demás condiciones del vehículo coincidan con lo que se está plasmando en lo documental.

No vemos que vaya a hacer un problema”, explicó Carlos Olivos, director de comunicación de Uber México.

En este proceso también deberán acudir los conductores de otras empresas como Siggodrive, Cabify, City Drive, Easy Taxy, entre otras.

GPE

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.