• Regístrate
Estás leyendo: Uber bajó guardia y también son perjudicados choferes
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 20:54 Hoy

Uber bajó guardia y también son perjudicados choferes

Conductores han sido asaltados por usuarios, la calidad del servicio bajó tras baja de requisitos en plataforma.

Publicidad
Publicidad

La inseguridad y acciones tramposas han infestado el servicio que las Empresas de Redes de Transporte (ERT) como UBER, Cabify y otras otorgan en el Área Metropolitana de Guadalajara.

Se ha reiterado que los usuarios han sido afectados por conductores que decidieron abusar sexualmente o dar un mal trato, pero también hay trabajadores del volante que han padecido asaltos con violencia o respuestas inconvenientes de clientes.

En el mes de marzo, Martín quien ya tiene dos años otorgando el servicio, y como todos los días recibió la solicitud de un servicio que pidieron tres personas. El conductor nunca imaginó lo que le esperaba en el servicio que otorgaba.

“Te sacan la pistola, te roban los celulares, te llevan y por ahí te dejan sin ningún centavo. Ya cuando hacer el reporte en Uber ya no tienen ningún apoyo. Y me robaron el carro. Marqué para el número de emergencia, hice saber que tenía esta situación, y ellos (Uber) me dijeron que no podía hacer nada, que marcara a las autoridades competentes y que le hablara a mi seguro”, contó el conductor.

El coche no pudo recuperarlo a pesar de que tenía poco de haberlo obtenido. La aseguradora pagó el automóvil pero el dueño tuvo que hacerse cargo del enganche y deducible. Actualmente, el joven sigue trabajando en la plataforma y afirma que la inseguridad en el servicio aumentó cuando se implementó el modelo de pago en efectivo pues cualquier persona puede obtener una cuenta e inventar datos.

Ya se han documentado varios casos de violencia en contra de conductores de las ERT. En sus inicios eran golpeados por taxistas si se atrevían otorgar servicio en la Central Camionera. En mayo un socio fue atacado por un cliente quien lo roció con líquido inflamable para luego prenderle fuego. En octubre de 2016 fue asesinado un conductor y en febrero de este año se atacó a balazos a un chofer y tres pasajeras. Murieron el otorgador del servicio y un cliente.

Los trabajadores de las plataformas de ERT no sólo padecen los ataques de aquellos que aman lo ajeno y que suben a sus vehículos para cometer un asalto. También les toca recibir actitudes de los clientes que en ocasiones responden agresivos.

Jesús Cazares dio un servicio a una persona que no era titular de cuenta. El chofer dijo el costo del servicio y eso no fue bien aceptado por el cliente quien afirma que “era demasiado” y por tal razón decidió golpear el automóvil.

“Con un palo dañó mi vehículo, me dañó fascia, me dañó, me dañó cofre, me dañó la calavera de la parte derecha de la parte trasera. Es un daño que asciende más o menos a los nueve mil pesos porque tienen que cambiar piezas”, manifestó el conductor quien espera una respuesta para que le paguen los perjuicios.

Cuando se inició a otorgar el servicio de las ERT, los usuarios presumían y defendían la permanencia de dicho servicio debido a la calidad y seguridad que trasmitían. Las opiniones han cambiado y todos tienen respuesta a eso: se han bajado los parámetros para permitir que una persona pueda acceder al servicio.

“Te vuelve más laxo en la cuestión de los requisitos y que antes le daba seguridad al servicio y ahora todo el mundo puede ingresar. Cuando en su momento nosotros empezamos, yo soy de los que arrancó con Uber y los exámenes no cualquiera los pasaba, había gente que lo había hecho por tercera ocasión, cuarta vez y reprobaban. Eran exámenes muy difíciles de aprobar”, contó Julio quien trabaja en Uber.

Posteriormente, la empresa bajó la guardia y se dejaron de hacer exámenes psicológicos, toxicológico y tampoco solicitaban carta de antecedentes penales. Incluso, servicio de coyotes se comenzó a involucrar y ofrecían servicio para tramitar certificación en 30 minutos sólo con portar la licencia de manejo o identificación oficial.

Así, cualquier persona interesada en trabajar en Uber lo hacía. Ahí se comenzó a derivar en reportes de acoso sexual en contra de mujeres. Pero incluso ya hay choferes reportados que manejan en estado de ebriedad o en consumo de drogas.

El mercado negro ya es parte de estos servicios. Ya son vendidas cuentas de usuarios y de conductores. Por tal razón, en ocasiones hay choferes y autos que son distintos a los que reporta la aplicación al cliente solicitante. O el conductor tiene que levantar a otra persona ajena a la que aparecer como usuario en la aplicación.

Este martes, el gobernador insistió en convocar a la empresa Uber para que concluya el registro de operadores y vehículos pues se estima aproximadamente 22 mil automóviles operan en Jalisco con dicha plataforma. Reiteró la invitación para crear una mesa de trabajo para revisar calidad y seguridad en el servicio.

Por otra parte, la diputada del PRI Roció Corona Nakamura presentó una iniciativa que tiene dos objetivos. El primero para que los conductores de ERT deban contar con licencia de servicio público y por lo tanto deban pasar exámenes toxicológicos, psicológicos y cursos de inducción. Además de que tengan que estar inscritos en el Registro Estatal de Movilidad y Transporte y se suspenda la licencia si existe una carpeta de investigación.

SRN

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.