Blindaje de fuerzas federales favorece llegada de turistas en Guerrero

El alcalde del municipio de Zihuatanejo, Eric Fernández Ballesteros, dijo que turistas de la zona centro se sintieron seguros al viajar por la autopista Siglo XXI. 

Zihuatanejo de Azueta

El blindaje de las fuerzas federales desplegado en la autopista Siglo XXI y los límites de Michoacán con el estado de Guerrero permitieron la llegada de miles de visitantes de las entidades del bajío que este fin de semana alcanzó el 80.7 por ciento de ocupación hotelera.

“Los reportes que tenemos es que alcanzamos casi un 80 por ciento de ocupación hotelera, algo que no se veía desde hace varios años y además de una importante derrama económica”, aseguró el alcalde del municipio de Zihuatanejo, Eric Fernández Ballesteros

Lo anterior fue asegurado por el alcalde de Zihuatanejo de Azueta, el priista Fernández Ballesteros, quien en entrevista con MILENIO, reveló que vacacionistas de las entidades de Querétaro, Michoacán, Guanajuato y Estado de México, arribaron a las playas de Ixtapa y Zihuatanejo, así como otros polos de desarrollo en esta localidad de la región de la Costa Grande de Guerrero.

“Entiendo porque así lo han comentado que derivado de las acciones del gobierno federal en el que precisamente desplegó un dispositivo de seguridad por las fuerzas federales en la autopista Siglo XXI y el estado de Michoacán, la carretera está totalmente blinada y que es muy segura.

“Nos han dicho los visitantes que han llegado a Ixtapa y Zihuatanejo que se sienten muy seguros al transitar por la autopista Siglo XXI, por la seguridad y presencia permanente de los efectivos de la Policía Federal, Ejército y Armada de México, que hay ahí y eso brinda más confianza”, dijo el primer edil azuetense.

Fernández Ballesteros, aseguró que el arribo de visitantes de estados del Bajío Michoacán, Querétaro y Guanajuato así como también el Estado de México, han recibido la mejor atención al brindarles los servicios básicos.

Aseguró que el gobierno que encabeza ha extendido un operativo para que los turistas que llegan a Ixtapa y Zihuatanejo, tengan una mejor estadía durante este periodo vacacional del primer puente largo que se da en el mes de febrero y que dejó una buena ocupación hotelera y derrama económica.