Queda bajo resguardo del gobierno de Oaxaca niña triqui

Sus padres, quienes presuntamente intentaron venderla, no cumplieron con los requisitos solicitados por la autoridad para asumir la patria potestad.

Oaxaca

El presidente de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, Arturo Peimbert Calvo, dio a conocer que la niña triqui que intento ser vendida por sus padres, se quedará a tutela del estado, dentro del albergue del DIF, luego de que los tutores no cumpliera con los requisitos solicitados por una juez para asumir la patria protesta de la menor.

El titular del organismo, afirmó que el procedimiento penal integrado ante la Procuraduría General de Justicia (PGJ), contra los involucrados en la compra –venta de la menor, continua, “nosotros no hemos soltados el caso, y lo agotaremos hasta las últimas consecuencias”.

El ombudsman, aceptó que ayudo mucho el efecto que generaron los medios de comunicación, -particularmente “Milenio Diario y Milenio Televisión”-, para que la juez que llevaba el caso revirara su fallo y se evitara su entrega a los padres.

“es cierto que aún la tienen pero está condicionada a que reúnan ciertos requisitos, que no han logrado cumplir, como lo es el derecho a la educación, vestido, cobijo, alimentación y a una vida digna y feliz,  por lo que la menor quedo a tutela del estado, particularmente del Sistema Integral para la Familia (DIF), bajo supervisión de la propia DDHPO”.

Afirmó que la niña se encuentra en el albergue infantil del DIF, - que es considerado un sitio neutro e imparcial, ajeno a los procesos de psicológicos de violencia a los que fue sometida por sus propios padres, recibiendo alimentación, educación y cobijo.

Manifestó que la menor también es sometida a tratamiento psicológico para atender el daño que le fue conferido tras el caso y  por el maltrato infantil que recibió durante su niñez por parte de sus propios padres.

Dijo que lo que hace falta ahora es que los órganos de justicia, agilicen la investigación para que se sancione los delitos cometidos.

En tanto la Subprocuradora de violencia por cuestiones de género de la Procuraduría General de Justicia de Oaxaca Iliana Hernández Gómez, afirmó que los padres que intentaron  vender a su propia hija, siguen bajo investigación y en calidad de indiciados por los delitos de corrupción de menores, maltrato infantil y trata de persona.

También sigue bajo investigación el presunto comprador, Basilio Ramírez, quien presento un amparo otorgado por la justicia federal, para evitar ser detenido.

“Estamos agotando todas las instancias del procedimiento, para tipificar lo que ocurrió, una vez que hay la hipótesis de que la entrega de la menor al acusado de comprarla, se otorgó por los propios padres a cambio del pago de una deuda por ciertos servicios prestados.

Aquí hay muchos dudas que estamos tratado de desahogar con pruebas y testimonios para hacer valer la ley y el estado de derecho y no generar impunidad”, afirmó

Por su parte diputados locales del Congreso Local anunciaron su intención de legislar para crear una reforma al código penal para sancionar como delito grave en el fuero común, a quienes vendan o compren mujeres, incluso se pide que se siente un precedente jurídico llevando a la cárcel al implicado en la venta de la última niña, el abogado Basilio Ramírez para para evitar que sigan cometiéndose este tipo de prácticas y atropello.

El diputado Presidente de la Comisión Permanente de Asuntos Indígenas en Congreso Local, Alejandro Martínez, considero bochornos que se sigan presentando tales situaciones.

“Es una situación crítica que debe obligar a las instituciones a tomar medidas para desalentar este tipo de prácticas encubiertas en los usos y costumbres de algunos pueblos indígenas.

Pero es como todo hay costumbres buenas y mala y hay que legislar para suprimir aquellas que son negativas y ofensivas a los derechos humanos de los ciudadanos”, detalló.

Dijo que hay trabajar para armonizar  en la constitución local el derecho positivo con el consuetudinario, velando por el respeto a los derechos de las mujeres.

Anunció que se buscara reformar la ley indígena para limitar todos los excesos que se cometen en los usos y costumbres y para ello convoco a foros de información y consulta a lado de las comunidades, celebrados en las diferentes lenguas étnicas para hacer entender a los pueblos que ya no se puede seguir su bajando los derecho de los sectores más vulnerables como son los niños, las niñas y las mujeres, que en este caso tiene el derecho a decidir su propio futuro con libertad.