• Regístrate
Estás leyendo: Tras deslave, comunidad mixteca no ha recibido apoyo
Comparte esta noticia
Martes , 17.07.2018 / 14:37 Hoy

Tras deslave, comunidad mixteca no ha recibido apoyo

La comunidad de San Francisco Caballua se encuentra incomunicada desde el sábado pasado tras el deslave de un cerro, provocado por las fuertes lluvias que azotaron la región.

Publicidad
Publicidad

Jorge González

San Francisco Caballua es una comunidad de la región Mixteca que pertenece al municipio de San Antonino Monteverde, Oaxaca, y desde el sábado pasado se encuentra incomunicada tras el deslave de un cerro provocado por las fuertes lluvias que azotaron la región.

Caminos, puentes, cultivos y la cooperativa comunitaria presentaron daños severos debido al río de lodo que se abrió camino por diferentes brechas dejando todo empantanado y obstruido con enormes piedras y árboles que arrastró la corriente. La iglesia del pueblo no ofrece misa y las clases están suspendidas en la escuela comunitaria ya que el agua acumulada estropeó las instalaciones y materiales que se necesitan para hacer uso de ellas.


"No es la primera vez que sucede un deslave, pero desde hace mas de 30 años que no sucedía uno de estas dimensiones", es lo que se escucha decir entre los integrantes de la comunidad cada vez que uno de ellos comenta las afectaciones que sufrieron sus propiedades.

La población mixteca de Caballua está conformada por alrededor de 700 habitantes y se extiende justo en medio de una circuito de cerros que conforman la sierra. Los habitantes de este lugar cultivan principalmente maíz y frijol, no para venderlo, sino para comerlo a diario. "Hay gente que perdió todo lo que tenía: tierras, borregos, chivos, vacas y burros, todo quedó enterrado", comenta con rostro cansado el agente municipal de Tlaxiaco, Aureliano Santiago Cruz, pues es el principal encargado de organizar todo lo necesario para resolver la emergencia.


"... lo que más nos preocupa es que en caso de emergencia no podemos pasar con la ambulancia a la clínica que se encuentra en la ciudad de Tlaxiaco", puntualizó.

Autoridades municipales señalaron que aunque ya hay maquinaria tratando de liberar los caminos para restablecer la comunicación vial, las carreteras tardarán hasta una semana en quedar listas, ya que la tierra continua suelta dificultando las maniobras y las lluvias siguen latentes en la zona.

" Necesitamos que se reconstruya nuestro sistema de agua potable, que nos ayuden con maquinaria para abrirnos camino, para ya no estar incomunicados. Los pobladores tememos que no nos hagan caso, que no nos volteen a ver porque las lluvias continuarán y los deslaves también", refiere Erasmo Santiago, productor de pulque de la región.


Santiago Cruz menciona que al ver que Protección Civil de la región no acudió a atender el desastre, se organizó una comisión para solicitar apoyo a las dependencias estatales para reabrir caminos y surtir víveres. Los que hasta ahorita se han presentado han sido Solamente personal de Caminos y Aeropuertos de Oaxaca y de Protección Civil del Instituto estatal de educación.

A más de cinco días de que ocurrió el deslave, y de que aparentemente la ayuda esta cerca los pobladores se siguen organizando para resolver la emergencia, moviendo y quitando con sus propias manos los obstáculos.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.