• Regístrate
Estás leyendo: Transporte público, lugar de acoso sexual
Comparte esta noticia
Domingo , 27.05.2018 / 21:34 Hoy

Transporte público, lugar de acoso sexual

En la ZMG, ocho de cada diez agresiones sucede a bordo de un camión.

Publicidad
Publicidad

Maricarmen Rello

El transporte es el espacio público donde más acoso sexual se registra. Las principales víctimas son mujeres, quienes deben sortear toda clase de agresiones: insultos, manoseos, ‘repegones’, insinuaciones obscenas y en algunos casos extremos, relaciones sexuales forzadas; sin que hasta el momento, se hayan instituido políticas efectivas para cambiar el panorama, sostuvieron especialistas que participaron hoy en el panel “El acoso sexual en el espacio público de Guadalajara, desde la perspectiva de expertas y sociedad civil”.

En el encuentro, celebrado en el Centro Universitario UTEG campus Américas, Alicia Ocampo Jiménez, directora del Instituto Municipal de la Mujer en Tlaquepaque, refirió que siete de cada diez mujeres teme ser agredida en el transporte público, y cuestionó a los estudiantes que llenaban el auditorio del plantel sobre su experiencia al respecto.

“¿Cuántas se mueven seguras en el espacio público?”, inquirió. Sólo un par de manos, entre decenas de alumnas, se levantaron, confirmando la vigencia de una estadística que reveló la Encuesta Nacional de Discriminación… en 2010.

Después la académica hizo un repaso de otra encuesta realizada por el Instituto Jalisciense de las Mujeres (IJM), la cual reportó que más del 80 por ciento de las usuarias víctimas de algún tipo de agresión sexual, la han sufrido a bordo de un camión, mientras que 19 por ciento reportó agresiones en el Tren Ligero. “¿Y adivinen cuál es la ruta con más agresiones?… la sexy 80 (380)”, dijo, aún cuando otra es más utilizada: la 629.

Seis de cada diez mujeres han sufrido manoseos (64%), y otras tantas, insultos (57%); mientras que cuatro de cada diez ha recibido propuestas sexuales. Merece recordar que de las 1,063 mujeres encuestadas, quince respondieron que fueron sujetas a relaciones sexuales forzadas.

Laura Citlali Murillo Cortés, integrante del colectivo Calle Sin Acoso, compartió la experiencia que la llevó a convertirse en activista y actualmente a participar en esta agrupación; mientras que María Guadalupe Ramos Ponce, representante del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (Cladem) en Jalisco, explicó la carga histórica y cultural detrás del acoso callejero, y la falta de jurisprudencia sobre el tema.

GPE

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.