• Regístrate
Estás leyendo: Transición digital TV: “nunca hubo voluntad”
Comparte esta noticia
Domingo , 27.05.2018 / 03:43 Hoy

Transición digital TV: “nunca hubo voluntad”

El gobierno federal nunca se ha responsabilizado del problema que creó, aseguran las ONG.

Publicidad
Publicidad

Agustín del Castillo

Uno de los reclamos más fuertes hechos por los demandantes del juicio de amparo 1/2016 tiene que ver con la casi nula responsabilidad del gobierno federal, a través de las secretarías de Medio Ambiente (Semarnat), Comunicaciones y Transportes (SCT) y Desarrollo Social (Sedesol), para resolver el problema que creó con el reparto masivo de millones de pantallas planas que dejaron en desuso los televisores analógicos, hoy un pasivo ambiental potencialmente de consecuencias desastrosas.

"El 20 de octubre del 2015, apenas dos meses antes de finalizar el apagón nacional y cuando muchas regiones ya se habían apagado y muchas televisiones analógicas ya habían sido desechadas, la SCT publicó la licitación LA-009000987T77-2015. Ésta es la única licitación para la contratación del 'servicio integral de acopio, recolección en centros de acopio autorizados e instalados, traslado, desensamblaje, reciclaje y disposición final de los televisores analógicos desechados como resultado de la Transición Digital Terrestre (TDT)'. Dicha licitación tuvo un tope de 10 millones de pesos para todo el país. Esto equivale a poder gestionar un total de 37,193.59 televisiones, misma cantidad que cubriría sólo el 0.1082 por ciento del total de las televisiones analógicas que existen en México", destacan los amparistas en una nota entregada a MILENIO JALISCO

"El documento puntualiza que los servicios contratados se prestarán a partir del día siguiente de la firma del contrato y hasta el 31 de diciembre del 2015, fecha en la que se dará por concluido el apagón analógico según el decreto constitucional. La obviedad dice que aún con los apagones por localidad que se habían venido dando por etapas y se seguirán presentado hasta antes del 31 de diciembre del 2015, estos solo cubren un porcentaje del total de la población del país, por ende el flujo más grande de televisiones analógicas como residuo se daría después del apagón nacional general y no antes y que el desecho de éstas será un proceso gradual de mediano plazo. Para ese entonces no hay estipulado que haya centros de acopio según esta licitación", añade.

La licitación se asigna el 20 de noviembre "cuando ya casi todo el país se ha apagado y ya han salido millones de televisores analógicos a las calles". Por si fuera poco, "la empresa ganadora de la licitación, en el momento de ganarla, no tenía autorización de la Semarnat para manejar este tipo de residuos, misma que obtuvo meses después y la autorización fue otorgada como 'residuos peligrosos' de competencia federal". No fue extraño el corto tiempo de operación de la licitación de tan escasos recursos. Y van dos años del juicio de amparo, sin resolución definitiva.

SRN

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.