Toman sindicalizados oficinas del IMSS-Oaxaca

Trabajadores del organismo tomaron esa decisión para evitar ser despedidos de sus cargos por cobrar cuotas indebidas a pacientes, además de vender medicamentos dentro del hospital de zona.

Oaxaca

Un grupo de trabajadores sindicalizados del Instituto Mexicano del Seguro (IMSS) tomaron las oficinas de la institución para evitar que sean despedidos y removidos, luego de que se descubrió que cobraban cuotas indebidas a pacientes y vendían medicamentos dentro del hospital de zona ubicado en la ciudad de Oaxaca.

Los inconformes exigieron incluso la reinstalación de la medica Ernestina González, una delegada sindical involucrada en los malos manejos, que fue relevada de su cargo sindical y sujeta a proceso penal y administrativo por su mala conducta.

Los inconformes, -entres ellos médicos, y trabajadores administrativos- se manifestaron tomando calles y bloqueando los accesos principales a la delegación estatal del IMSS que se localizan en la zona norte de la capital oaxaqueña, exigiendo una audiencia con el delegado Octavio Pérez del Valle.

Jacobo Santiago, quien representa a los involucrados, dijo que una política de represión para obligarlos a desistirse y aceptar su remoción de su puesto sindical.

Argumentaron que ni el delegado, ni nadie, los puede remover de su cargo, porque cuenta con plaza sindical y antigüedad en el servicio.

Calificaron como una infamia los señalamientos emitidos en su contra, que precisaron fueron prefabricados para obligarlos a dejar sus puestos.

Al respecto, el líder de la sección 28 del Sindicato Nacional de Trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social (SNTIMSS) Hugo Sarmiento, afirmó que los disidentes rompieron con el código de ética del gremio, por que excedieron sus facultades y cometieron abuso de confianza y delitos diversos al dedicarse a cobrar a los pacientes por los servicios y por estar involucrados incuso en un robo y tráfico de medicamentos.

Abundó que los involucrados "pertenecen a una familia que ha buscado medrar con el noble don de servicio, al grado que han excedido sus facultades".

Indicó que los implicados están sujetos a un proceso de sanción, donde podrían perder su derecho de formar parte del Comité Sindical.