Los trabajadores de Mexichem protestan y exigen sus salarios

Petroleros sindicalizados se suman a  paro y solicitan que les paguen sus honorarios.
La explosión en el complejo Pajaritos dejó 23 muertos.
La explosión en el complejo Pajaritos dejó 23 muertos. (Omar Franco)

México

Trabajadores de empresas outsourcing de Mexichem se manifestaron frente al Complejo Petroquímico Pajaritos para saber qué pasará con ellos, pues después de la explosión de Clorados III, ocurrida el pasado miércoles 20 de abril, no les han pagado sus salarios ni saben qué sucederá con ellos.

Junto con los obreros petroleros, se manifestaron trabajadores de servicios y de la construcción, cuyos sindicatos buscan participar en los trabajos de limpieza y remozamiento del área siniestrada de la planta de Petroquímica Mexicana de Vinilo.

Los manifestantes señalan que solo la empresa Gamsa les pagó el salario de la semana pasada, pero ni ICA ni Welding han saldado el adeudo, a pesar de que estaban trabajando en Clorados III cuando sucedió la explosión que cobró la vida de 32 personas.

José Roberto Nasta, dirigente de la CTM en Villa Allende, Coatzacoalcos, se pronunció para que se les pague a los trabajadores sus sueldos devengados, pero también les respeten sus contratos, pues no es culpa de ellos el que donde laboraban esté ahora sin poder operar.

Usando como bandera la ayuda a familias de damnificados por la explosión en Clorados III, un grupo de personas se apostaron en la caseta del Puente Coatzacoalcos Uno.

Allí levantaron las plumas para dejar paso a los vehículos a cuyos automovilistas les piden cooperación.

Los manifestantes reclaman la indemnización a familiares de obreros fallecidos en el accidente del pasado 20 de abril en el Complejo Petroquímico Pajaritos.

En tanto, el director general de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, Ricardo De La Cruz Musalem, rechazó que exista contaminación ambiental en Coatzacoalcos, Veracruz, luego de la explosión que se produjo en el complejo petroquímico Pajaritos.

El funcionario federal aseguró que hasta el momento, los dictámenes no arrojan ninguna contaminación que ponga en riesgo a la población de la zona afectada por la explosión que se registró el pasado miércoles 20 de abril.

Agregó que desde el primer momento que se tuvo conocimiento de los hechos se hicieron una serie de muestras y tomas tanto para el suelo como para el agua, a fin de determinar si se presentaba algún tipo de contaminante; sin embargo, señaló que la valoración se mantiene.